Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar los anuncios y analizar el tráfico. Además, compartimos esos identificadores y otra información de su dispositivo con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Acepto Más información

Buscar
Publicidad
  1. Home »
  2. Artículos »
  3. MOTYC

MOTYC: las 20 mejores luchas del 2016 (parte I)

30/12/2016

Tiempo de balances. 2016 comienza a despedirse. ¿Cómo estuvieron los combates este año? Un grupo de usuarios de Solowrestling y panelistas de diversos Podcast eligen los mejores matches. Acá los candidatos.

 
 
 
En juego las máscaras y el honor. La picaresca de Lupus y el coraje de Trauma. La acción y la violencia ascienden en una lucha escalonada: de menos a más, tanto en profundidad como en intensidad. El público lo reconoce y se inmiscuye en la acción. Las dos primeras caídas introductorias (y anticipadoras) allanan el camino para la que es una de las mejores caídas de la historia reciente. La sangre (mucha, quizá demasiada) brota mientras los cuerpos se agotan, pero no la necesidad de seguir luchando. Y eso es lo que define al combate: la necesidad de resistir no solo por preservar las máscaras sino porque para ellos eso es la lucha. El post-match es, simplemente, la guinda del pastel. 
 
 
2. The Revival (c) vs. American Alpha, NXT Tag Team Championships, TakeOver: Dallas
 
 
Si hablamos de excelencia luchística por equipos, creo que no sería descabellado acordarse casi que instantáneamente de Scott Dawson y Dash Wilder. Este equipo ha venido luciéndose en sus performances desde hace algún tiempo atrás, y por eso, dejo en claro que su combate de defensa titular contra los talentosísimos American Alpha es la “primera gran sacada”. Un acentuado estilo ‘old school’ en los NXT Tag Team Champions hasta ese entonces colisionaba contra una combinación perfecta de técnica y poder poseída por los entusiastas retadores. Resultado: una obra de arte.
 
El público estaba con American Alpha y se sentía. Etapas de dominio a ras de lona de parte y parte. Las notables transiciones rápidas de Dawson y Wilder. El notorio botch que, aunque distrajo y encendió aún más a la multitud, poco importó con el transcurso del combate. 
 
El clímax: infartante. Muchas quejas hubieron por la secuencia final de nearfalls, pero los encuentro muy coherentes, pues los mismos representan las ganas incontenibles e insaciables por parte de Gable de poder hacerse con la victoria y así, poder llevarse los títulos a casa junto a Jordan. Ejecución del Grand Amplitude en una demostración perfecta de lo que es el timing en el wrestling. Nuevos campeones y nuevo combate inscrito en la lista de mejores matches del año. Sencillamente brutal. 
 
 
 
 
Por Sonny Corleone (http://thesocialtopcast.blogspot.cl/, el hombre que no conoce la brevedad)
 
Si bien existe el debate sobre si este combate es el mejor entre ambos o si merece ser considerado el mejor del año, no existe la menor duda de que guste o no AJ Styles y Roman Reigns estuvieron a la altura de lo que es ser lo más importante en valga la redundancia la empresa más importante de wrestling del mundo.
 
No hay mucho contexto por analizar, previo el combate Roman venia de un entierr….combate ante Triple H en el ME de Wrestlemania 32 y AJ Styles venia de perder con Jericho en el mismo evento. Parecía que después de ese fatídico Wrestlemania para ambos, ninguno levantaría cabeza y tanto por bookeo o por capricho de algunos sectores este par terminaría con un futuro menos deslumbrante de lo que se tenía pensado para ellos.
 
 
Por esa razón este combate significaba mucho para ambos ya que era la primera oportunidad real en el año para demostrar su categoría y así lo hicieron. Sin ir más lejos el combate empieza con un ambiente genial, algo pocas veces visto en WWE el público (como es de costumbre en los combates de ambos) estuvo metido al 100% lo cual de por si le da un pequeño plus al combate. Después del estudio y el careo (algo normal entre dos luchadores que se enfrentan por primera vez )comienza la acción con un inusual Roman Reigns agresivo que a base de fuerza bruta lograr dominar a AJ Styles como si fuese un muñeco de trapo que sin problema alguno después del shock inicial de ver a un Reigns en una faceta diferente a lo de costumbre empieza a tratar de demostrar porque era el mejor en el mundo antes de llegar a WWE y es así como comienza uno de mis momentos favoritos en el combate cuando AJ aplica el Calf Crusher sobre Roman, el impacto y la ejecución de este movimiento es genial pero lo que termina de hacer a este momento algo memorable es la reacción de Roman Reigns que como si de una cuestión de vida o muerte se tratara busca desesperadamente las cuerdas o alguna manera de salirse de ese fatal castigo, luego de esto el combate llega a uno de sus clímax donde AJ Styles en un potente Phenomenal Forearm hacia los exteriores del ring se lleva de encuentro el cuerpo de Roman y rompe una mesa con el impacto, como era de esperarse la cuenta llega 10 con el campeón inconsciente y se declara ganador al Phenomenal One no obstante como es bien sabido el titulo no cambia de manos por un Count-out. Lo que viene después es la 897653° edición del Show de los Mcmahon pero esto contra todo pronóstico en lugar de resultar algo negativo termina convirtiéndose en algo positivo ya que ambos lograr convertir esto en una memorable actuación que lejos de restarle al combate, le sumo más expectación e intriga a tal punto de que algunos (Incluyendo al que escribió esto) llegaron a creer en la coronación de Styles. El combate termina con uno de los movimientos más devastadores como lo es la lanza después de un prolongado enfrentamiento donde se dieron con todo lo que tenían. Mi MOTY del 2016 y por lejos.
 
 
4. Tomohiro Ishii vs. Chris Hero, Global Wars Night 1 (11/27/16)
 
Por Im a Khedira Fan (ex Cobresal fan, su único hincha) 
 
 
HOLY SHIT!!!!!! Madre de Cesaro bendito, se dieron con todo estos dos, un dream match para muchos, el choque entre dos de los mejores luchadores hoy día en el mundo. ¿Qué podía salir mal? En mi opinión,  absolutamente nada.
 
Tan sólo iniciado el combate Hero inmediatamente arremete contra Ishii, sabe lo peligroso que puede llegar a ser el Stone Pitbull quien demuestra perfectamente porque le llaman así, no se asusta con la presencia de Hero sino que va y lo busca, todo un guerrero. Cada intercambio de golpes se siente como si fueran el últim., Forearms durisimos, Headbutts, algunas patadas fueron los golpes más recurrentes pero solo una Piledriver como solo Hero sabe hacerlas fue la que le diera fin a esto. Combatazo que quedo muy a la altura de estos dos luchadorazos, ¡Bravo! ****3/4
 
 
 
 
Gimmicks marcados, papeles en el juego bien establecidos, entrances acordes a la magnitud del show, Sasha usando un attire inspirado en el legendario Eddie Guerrero, todo estaba dado para un gran espectáculo, vamos a ver que pasó en el ring. 
 
De partida, me gustó que no hicieran el clásico storytelling de las triple threat match, dos heels uniéndose contra el face, o dos face uniéndose contra al heel, hasta que en un momento chocan entre ellos, nada de eso. Aquí vemos como Sasha y Becky se encaran con Charlotte, e inmediatamente después se atacan entre sí buscando la victoria de forma rápida, con secuencias interesantes de pinfall, ya no hay aliados, esto es por el campeonato, y el yo lo quiero. El nerviosismo se apodera de las féminas, por lo que algunos spots no salen 100% limpios, pero no quita mérito a lo sucedido, las mujeres están mostrando un nivel de atletismo espectacular, como nunca visto antes en un Wrestlemania. La acción no da respiros al espectador, es un match muy vertiginoso, algo desordenado en la estructura pero eso favorece a la entretención brindada con un vaivén de emociones. Suicide Dive de la Irlandesa a Ric Flair, Becky aún no se olvida que la leyenda le costó el título en Royal Rumble, y que hoy nuevamente puede ser un factor, así que lo mejor es tenerlo en la mira. El Moonsault de Charlotte hacía fuera del ring demuestra que el heel se puede lucir, no todo tiene que ser dirty, las performances en Wrestlemania quedan grabadas de por vida y es el momento de hacerse inmortal, luego con el pasar de los meses vemos que a Charlotte siempre se le bookea fuerte, a la par de la babyface, así que no es raro ese tipo de maniobras en la campeona, que siempre trata de mostrar su elegancia y competitividad, algo que va ligado a su personaje que dice poseer una genética superior a la de sus pares. Un buen momento del match es cuando Charlotte aplica una doble Natural Selections, y el nearfall se queda en 2-3/4 y su clara muestra de frustración y desesperación cuando grita “Dad!”, como una niña caprichosa, algo que me gusta es que el público siempre está metido con el match, algo difícil de lograr, en especial en un evento con tanto público como Wreslemania, se siente la euforia cuando se aplican los finisher de submission, dando a entender a todo el mundo que el combate podría acabar con uno de ellos, efectivamente son finishers y se les respeta como tal, luego de sacar a Sasha de forma oportunista del Bank Statement, Charlotte aplica su Figure-Eight sobre la debilitada Becky Lynch para así llevarse la victoria vía rendición, mientras Ric Flair impedía la vuelta al ring de Sasha.
 
 
Ultimas apreciaciones: Me gustaron las expresiones faciales en las luchadoras, el aura de competitividad que generaron, la acción in ring, que usaran de buena manera el ring side, el que cumplieran con las expectativas  que eran bastante altas, en definitiva, le dieron mucho prestigio al nuevo campeonato. Es la lucha que se robó el show en el evento de wrestling más importante y grande del mundo, acción correcta in ring, match entretenido, digerible y apasionante. Tiene que ser un candidato a MOTY en WWE. 
 
 
 
 
 
Todo se decidía aquí, no solo quién pasaba a la final del bloque B sino prácticamente quien ganaba el G1 este año. Elegidos para llenar los vacíos de Nakamura y Styles, Naito y Omega tenían muy buenos personajes y a los fans a su favor, pero siempre se les colgaba la etiqueta de "en el ring no serán tan buenos como Naka y AJ"... Por eso este match es tan especial, más allá de lo tremendamente bueno que es por sí mismo: porque es un golpe sobre la mesa por parte de ambos, que juntos han conseguido dar el que para muchos ha acabado siendo el MOTY. Uno de los mejores heel vs heel que he visto, ambos villanos disfrutan peleando entre sí sin honor, con dureza, en un combate lleno de grandes spots pero a su vez genial selling, todo ello mientras contruían un maravilloso clímax con unos últimos minutos de infarto. Quizás sea el mejor combate de NJPW este año, y fácilmente entra en mi top 5 de 2016.
 
 
 
Por Javisenberg (HHH, Goldberg y Batista sucks)
 
 
La principal cara de la empresa de los últimos años contra la cara de todo lo que no es la WWE se enfrentarían por primera vez en Money in the Bank con un aura de big match como ningún otro este año. John Cena y AJ Styles nos brindaron posiblemente el enfrentamiento más inteligente del año (y uno de los más infravalorados). La historia del combate gira en torno a un AJ confiado que conoce a la perfección a su rival y que quiere demostrar que es el nuevo líder del vestuario. The Phenomenal demuestra que lo tiene bien estudiado, revertiendo prácticamente todos los movimientos de Cena, lo que obliga a éste a dar lo mejor de sí para ponerse a su altura. El final es bastante malo, ya que nadie se cree que el finisher de The Club pueda noquear a Cena durante tantos segundos. Si bien esto puede dejar con un sabor agridulce al espectador, no emborrona todo lo anteriormente visto, que es muy bueno, y, sí se me permite, mejor que el dieron posteriormente en Summerslam.
 
 
8. The Revival vs. American Alpha, NXT Tag Team Championship, TakeOver The End
 
 
La división por parejas de NXT ha tenido en 2016 su año más brillante y, sin desmerecer a #DIY, American Alpha y The Revival son los mayores culpables de ello. En TakeOver: The End, como cabía esperar, ambos duos hicieron gala de su tremenda química en otro soberbio combate.
 
Los primeros minutos nos dejaban claro lo que veríamos: dos estilos enfrentados que se combinaban para dejarnos un genial storytelling, secuencias de excepcional timing y un ritmo endiablado (mención especial al doble ankle lock inicial). Los duros brawlers de Carolina del Norte volvieron a mostrar su envidiable calidad como equipo, dando lugar a una cantidad de detalles durante su fase de dominio que obligan a revisar el match si se quieren apreciar por completo; Dawson agarrando la rodillera de Jordan para llevarlo a la esquina es solo un ejemplo. Pero American Alpha no se queda atrás, y nos regala momentazos como Gable pidiendo desesperadamente el relevo mientras recibe un precioso spinebuster, junto a otros que también alimentan tremendamente el storytelling. Todo lo que precede al vistoso hot tag de Jordan es frenético, dando lugar a muchos falsos finales creíbles y a la impresión de que, en cualquier momento, una interferencia podría decantar el match a un lado u a otro.
Tremendo combate que poco o nada tiene que envidiar a cualquier otro tag team match del año. 15 minutos divertidísimos, vibrantes y muy amenos.
 
 
 
9. Drew Gulak vs. Mike Quackenbush (Chikara 3(12/16)
 
Por Snake 
 
¿Se imaginan un combate de maestros de México pero en USA y con un mismo nivel? Difícil no sería ya que cualquier promotor puede contratar a Virus y al Negro Navarro para un combate en tierras gringas,  ¿pero se lo imaginan con dos maestros que sean oriundos de allá? Pues seguramente no ya que si nos remontamos al estilo de México y pensamos en luchadores americanos que al menos practiquen un estilo similar con esfuerzo podremos encontrar a pocos, es por eso que cuando se juntan dos de ellos como lo son Gulak y Quackenbush un siempre espera un resultado destacado.
 
 
Y así lo fue, en el evento supremacy de CHIKARA  ambos nos dejaron un estupendo combate en el cual despedían a Gulak del circuito independiente debido a su ya conocida firma por WWE y su incorporación a la división crucero.  Como era de esperarse el combate iba tener tintes emotivos más con Quack y Drew que siempre han tenido algún tipo de vínculo durante sus carreras. Pues bien partiendo de eso el combate empieza de una forma muy respetuosa con un llaveo muy ostentoso que lejos de parecer una coreografía, da la sensación de ser algo natural que solo fluye algo que por supuesto pocos en el mundo pueden hacer pero este llaveo sirve para dejar en claro que ambos están y han estado siempre muy igualados y que la mas mínima diferencia inclinaría la balanza a favor del ganador es así como Gulak cumpliendo la esperada labor del heel empieza a poner más dureza a sus castigos para buscar ganar a toda costa pero se encuentra con un Quack muy hábil que sabe cómo revertir los castigos. Esa tendencia sigue durante gran parte del combate hasta que ambos deciden ponerse de pie e intercambiar strikes, cambiar el foco del combate a algo diferente a lo que venían haciendo es en esas cuando Quackenbush por su afán de ganar el combate comete el error que le daría la victoria a Gulak al tratar de hacer un castigo más reforzado en el esquinero el cual aprovecha Gulak para salirse y conectarle su letal Dragon Sleeper.
 
En líneas generales el combate termina siendo una agradable experiencia entre dos experimentados luchadores que ya han tomado la categoría de maestros por ende el resultado como es de esperarse es uno de los encuentros con más alto nivel en el circuito americano independiente
 
 
 
Por Kingbilbin (@socialtopcasthttp://thesocialtopcast.blogspot.cl/. Espero no me baneen esta defensa)
 
Posiblemente, el mejor singles match de la carrera de ambos. Dolph se jugó su carrera por una última oportunidad, desquiciado y desesperado ante un Miz que había logrado superarle en cada encuentro, al tiempo que se cimentaba como el mayor heel de SD. El público compró completamente la estipulación y el resultado fue redondo. Dolph peleó para salvar su carrera de un Miz que tenía 1001 tretas para hundirle en la miseria. Y aquí Dolph se hizo grande, poniendo corazón y resistiendo todo en contra para salvar su carrera ante un heel genial, oportunista, intenso e inteligente. No es por los falsos finales, no es por lo bien que ejecutaron el plan. Lo que eleva de verdad a esta lucha es ver como la narrativa de todo el feudo cristaliza en Dolph resurgiendo de la nada más absoluta de manera genial, porque quien le metió ahí (o mejor dicho, le hundió aún más) fue el heel más genial de todo el año en USA.
 
 
Divertidísimo, intenso y coherente. Sin duda el MOTY de SD! y una de las mejores cosas que ha hecho este año la WWE. ****1/2.
 

 

Tags: WWENJPW
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe novedades

Solowrestling.com 2004 - 2017

xx-xx