Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar los anuncios y analizar el tráfico. Además, compartimos esos identificadores y otra información de su dispositivo con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Acepto Más información

Categorías WWE

Lo bueno, lo malo y lo feo de All Elite Wrestling

Porque no todo en este mundo es de color rosa

Mattel Sound Slammers
Lo bueno, lo malo y lo feo de All Elite Wrestling
Por Alejandro Giménez - PUBLICADO EL 09/01/2019 A LAS 16:13

All Elite Wrestling (AEW) es una realidad. El nuevo proyecto de la familia Khan, tutelado por Cody Rhodes y The Young Bucks (Matt & Nick Jackson), ha llegado para quedarse. Mucha información ha sido publicada en las últimas semanas, y gran parte de ella se confirmó anoche durante la rueda de prensa inaugural de la empresa.

Los próximos años lucen interesantes o, cuanto menos, impredecibles, con una nueva empresa en el mercado norteamericano. Queda mucho camino por recorrer pero, ahora que conocemos más piezas del rompecabezas, es un buen momento para repasar como luce AEW... al menos a 9 de enero del año 2019.

1. LO BUENO
El dinero. Los cuartos. Las monedas. Los billetes. La guita. El parné. La pasta. La plata. Siendo honestos, la nota más positiva con la que se encontraron tanto Cody como los hermanos Jackson a la hora de crear una nueva empresa fue el aval financiero de la familia Khan. Podrán triunfar o fracasar, pero comenzar una nueva marca con una inversión de 100 millones de dólares, según aseguran fuentes cercanas al proyecto, es un seguro de vida. No garantiza ni calidad ni resultados, pero tranquiliza a todos aquellos trabajadores que decidan estampar su firma en un contrato.

AEW tiene mucho dinero pero, ¿En qué lo ha invertido? Por el momento, los primeros movimientos de la empresa, en lo que a talentos respecta, no lucen nada mal. A los ya conocidos Cody, The Young Bucks, Hangman Page y SoCal Uncesored (Christopher Daniels, Frankie Kazarian y Scorpio Sky) les acompaña una buena y variada lista de luchadores, encabezados por:

  • Chris Jericho. Veterano del negocio, lejos de su plenitud y con pocos años de carrera por delante, servirá para atraer ojos del público más casual.
  • PAC. Un seguro de vida sobre el ring y una gran incorporación de forma exclusiva en Estados Unidos.
  • CIMA. Leyenda japonesa, su proyecto en China con los chicos de OWE fue una de las grandes historias de 2018 y este acuerdo permitirá acercar a sus talentos al gran público internacional.

Junto a estos, AEW también ha confirmado que contará con otros talentos que participaron en ALL IN, el evento con el que todo comenzó. MJF, Joey Janela, Penelope Ford y Britt Baker; un elenco establecido en la escena independiente y con mucho camino por recorrer tanto a corto como a largo plazo.

Todos estos luchadores, además, contarán con unas buenas condiciones laborales o, al menos, eso ha señalado el presidente Khan. Según explicó el máximo responsable de AEW en declaraciones a los periodistas, sus contratos, que estarán equiparados entre hombres y mujeres, contarán con un calendario cómodo para los luchadores y con "el mejor" seguro médico posible.

Esto no es solo positivo para la salud de los luchadores, sino que favorece la naturaleza del mercado del wrestling profesional en el país. Cuanto mayor sea el número de empresas que ofrecen contratos de calidad, más poder tendrán los luchadores a la hora de negociar y mejores condiciones tendrán que ofrecer las empresas, incluida WWE, para que los talentos decidan firmar en exclusiva por ellos.

aew khan
2. LO MALO
El principal "pero" que se le puede poner a la primera "gran" rueda de prensa de AEW, aquella que prometía "cambiar la historia del pro wrestling", es la falta de información sobre un posible contrato televisivo. A pesar de ser un acto inaugural, la convocatoria se sintió más como el acto previo a ALL IN, en el que se anunciaron combates y talentos, que como una presentación de una empresa, en la que se debería confirmar información sobre la continuidad del producto en el tiempo, como contratos televisivos o un calendario regular de eventos programados.

Estos detalles serán revelados en un futuro, pero es innegable que el acto del día 8 se centró completamente en promocionar el primer evento de AEW, "Double or Nothing", como si de otro super-show fuera de canon se tratase. La realidad, aunque le pese a los Vicepresidentes Ejecutivos, es que ninguna empresa vive de "magnos eventos"; AEW tendrá que poner los pies en el suelo en algún momento y comenzar a alquilar pabellones más pequeños si quiere salir a la carretera de forma regular.

Con una inversión de 100 millones de dólares, además, esperaba que el "Road to Double or Nothing" se produjera en televisión y no a través del canal de YouTube "Being The Elite", como ya vimos durante los meses previos a ALL IN.

Dejando a un lado el aspecto promocional, otro punto débil de AEW ha sido su imposibilidad, al menos en primera instancia, de llegar a un acuerdo con New Japan Pro Wrestling (NJPW). La empresa nipona ha decidido permanecer fiel a Ring of Honor (ROH), con la que mantiene una relación de colaboración desde el año 2014, al considerar que ROH y AEW son competencia directa en Estados Unidos.

Será interesante ver cómo evolucionan las sinergias en el eje ROH-AEW-NJPW durante 2019. Los primeros movimientos de Khan, sin embargo, no parecen muy "amigables" en relación a New Japan, contratando a largo plazo a dos de sus mayores talentos extranjeros (Kenny Omega y Chris Jericho) y tanteando alianzas con DDT o AAA. Ser la nueva empresa en el mercado y actuar como una fuerza negociadora, cogiendo la sartén por el mango a la hora de hablar con la segunda empresa a nivel mundial (NJPW), parece un error por la falta de experiencia del personal al mando de AEW.

Y con esto llego al último punto negativo que quería destacar: la inexperiencia. Puede que Cody y los Bucks lleven muchos años luchando y que la familia Khan sea dueña de otras franquicias deportivas, pero ninguna de las partes sabe, al menos de momento, cómo se dirige y gestiona una empresa de estas magnitudes dentro del sector.

Bajo este pretexto, sin ningún tipo de referencia previa puesto que la empresa acaba de nacer y sin un contrato televisivo, me parece arriesgado y poco atractivo para los luchadores ofrecer contratos, por muy lucrativos que sean, de cinco años de duración. Puedes tener todo el dinero del mundo, pero se tarda años en crear una imagen y una marca que la gente quiera apoyar y por la que los talentos, más allá de tus amigos más cercanos, se sientan seguros de firmar. Por poner un ejemplo reciente, Lucha Underground extendió contratos de siete temporadas a sus luchadores y muchos de ellos se encuentran en problemas ahora que parece que la serie llegó a su fin con la emisión de la cuarta temporada.

Ojalá la empresa funcione, sería irracional desearle el mal a una alternativa más dentro del negocio, por eso hay que mantener los pies en el suelo y recordar que ninguna chequera asegura un futuro prometedor, que se lo digan al Fullham en la Primer League.

aew double or nothing
3. LO FEO
La presentación del proyecto fue esperpéntica, se mire por donde se mire. Denominar al acto "rally" (término usado en inglés para referirse principalmente a los mítines políticos) en vez de "rueda de prensa" ya me hizo imaginar que no se estaba cociendo nada bueno.

El rally, que contó con una asistencia moderada, fue el típico acto que haces cuando eres pequeño pero quieres aparentar ser grande. Un escenario minúsculo en un parking... Pero con pirotecnia, humo, (mucho) fuego, animadoras y la mascota oficial del equipo de football de la familia. Es la mayor expresión del refrán "Dime de qué presumes y te diré de qué careces".

El enfoque del discurso, continuista con la comedia y los gags que utilizan en YouTube, no es la mejor forma de presentarse al mundo y únicamente refuerza a su fanaticada ya asentada, en vez de captar nuevos ojos.

Digno de mención es el doble rasero del Team ALL IN (Cody & The Young Bucks). Defensores del wrestling independiente y duros críticos de WWE, hace poco más de medio año, ahora llegan a actos en jet privados, dependen económicamente de un magnate, ocupan cargos directivos en una empresa y ofrecen contratos exclusivos a gente como Chris Jericho, Billy Gunn o Jim Ross. Que Cody mencione, como si de algo novedoso se tratara, que en AEW no obligarán al público a animar a un luchador y que las victorias y las derrotas contarán, deja muy claro que WWE sigue estando presente en sus discursos aunque pretendan vender lo contrario.

2019 se presenta como el año más interesante para el wrestling profesional en Estados Unidos en mucho tiempo. Al contrario de lo que puede parecer, le deseo los mayores éxitos a AEW; pero al igual que tanto hacían sus defensores con el resto de empresas, creo que la mejor manera de darle la bienvenida al negocio es siendo justos, honestos y hablando abiertamente de sus problemas y beneficios. Porque todas las empresas, se llamen WWE, ROH o AEW, siempre tendrán algo bueno, malo y feo que ofrecer.

aew rally

WWE 2K19
Solowrestling.com 2004 - 2019 Politica de Cookies Politica de privacidad Condiciones de uso