Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar los anuncios y analizar el tráfico. Además, compartimos esos identificadores y otra información de su dispositivo con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Acepto Más información

Categorías WWE

La próxima cara de WWE

Debido al retiro temporal de Roman Reigns, repasaremos a aquellas estrellas que tienen posibilidades de ocupar el puesto como cara central de la compañía

Mattel Sound Slammers
La próxima cara de WWE
Por Sergio Esteban - PUBLICADO EL 08/11/2018 A LAS 12:57

WWE: ¿Quién debería ocupar el puesto de Roman Reigns como cara de la empresa?

Roman Reigns era un puntal fundamental para WWE. Es una obviedad y su baja es muy sensible para la empresa de Vince McMahon. El samoano había sido elegido por el mandamás para liderar a esta generación y, aunque nunca consiguió la completa aceptación de la grada, su evolución le había permitido ser considerado en nuestros días como la cara más reconocible de la compañía, teniendo en consideración la nómina de wrestlers a tiempo completo que forman la plantilla actual de WWE.

Era un luchador controvertido, tan amado como odiado, que no dejaba indiferente a nadie y que vendía. Un reclamo para cualquier evento y con la experiencia necesaria como para cargar con el show a sus espaldas. El camino no fue fácil para él y mucho menos por las polémicas decisiones que le han acompañado a lo largo de los años, su mayoría en forma de logros que llegaron demasiado pronto y que iban en contra de lo que la mayoría de la audiencia pedía.

Sin embargo, en base a trabajo y épocas de un menor protagonismo, Roman se asentó como la gran figura del último lustro, estelarizando muchos eventos importantes y mezclándose con leyendas de forma convincente, dando la sensación de que había conseguido escalar hacía el lugar al que estaba predestinado. Pese a no ser ese babyface querido, era una estrella con todas las letras, la cara de la compañía y su enfermedad provoca que ese lugar, tenga que ser ocupado por otro hombre. Hay varias apuestas, cada una con sus cosas positivas y negativas a analizar. Por eso nos preguntamos: ¿Quién debería ocupar ese lugar de honor?

- Brock Lesnar

A favor: Es un luchador muy atrayente, capaz de trascender más allá del mundo del wrestling. Genera mucha expectación y acompañado de Heyman sigue siendo una estrella contrastada que impone y da credibilidad a todo lo que le rodea. Puede dar buenas luchas y manejar una storyline de forma adecuada si se implica en ella. Tiene experiencia en grandes escenarios y aún puede vender como el que más.

En contra: Su mente parece estar centrada en otros proyectos y WWE parece algo secundario para él en este momento. La preparación para sus combates en MMA y su status de superestrella que apenas aparece por Raw impide que los fans lo vean como el luchador principal de esta generación, pese a tener el favor de Vince. Después de lo visto durante el último reinado que ha tenido su intermitencia, la falta de confianza de los fans en su implicación y el rechazo que genera actualmente como face, pueden ser demasiado para él.

- Braun Strowman

A favor: Su presencia y su imagen son imponentes. Ha dominado Raw como ha querido durante un tiempo y la audiencia ha comprado a su personaje face, aunque imponga más como heel. Tiene mucha credibilidad cuando es bien manejado y es alguien comprometido con la empresa. Siempre ha estado cerca de la gloria, pero nunca la ha conseguido, por lo que sería una novedad verlo en lo más alto.

En contra:Demasiadas cosas en contra. No es alguien poderoso al micro y sus limitaciones como gigante que es, se notan en ciertas ocasiones, aunque se defienda bien in-ring para su tamaño. Pero el problema principal es la falta de confianza de la directiva en él. Siempre ha sido derrotado en el momento clave y eso marca. Nunca ha sido una apuesta en firme y no ha podido demostrar todo lo que lleva dentro ya que es visto como ese punto de apoyo que ponga over al protagonista principal. Es el sino de los gigantes, ya le pasó a André o Big Show...

- Seth Rollins

A favor: Es el luchador más querido de Raw. Siempre ha estado un paso por detrás de Reigns en bookeos, pero en cuanto a reacciones, ese paso diferencial siempre ha sido favorable a Rollins. Correctamente promocionado puede ser un icono y cualidades no le faltan. Cuando ha tenido que enfrentarse a grandes siempre rendido bien y se adapta a cualquier escenario con una versatilidad tremenda. Por lógica sería la opción más coherente, viendo el desarrollo de Raw.

En contra: El estigma de ser un secundario como face. La presencia física de un Adonis siempre ha sido un punto notable en las preferencias de McMahon y Rollins ha sido como ese gran luchador por el que era más fácil apostar como heel que como face. Es un concepto algo obsoleto y lo tiene todo para triunfar, pero la sensación es de que siempre falta un puntito de confianza en él, aderezado además desde su última lesión de larga duración, que siempre siembra dudas sobre su físico.

- Dean Ambrose

A favor: Es el personaje alternativo que puede resultar más novedoso. No sería un face clásico, sino un tweener al más puro estilo Stone Cold, algo que en esta época puede resultar bastante más atractivo que un face plano. Su micro y sus capacidades nunca han sido explotadas al máximo, pero tiene madera de líder y experiencia para convertirse en alguien estelar sin problemas.

En contra: Su mayor virtud es su cruz, ya que ese aire diferente, más centrado en la violencia y en no seguir el camino común, lo alejan del perfil clásico de babyface destinado a liderar el róster. Es una apuesta arriesgada y ahora, siendo heel, es complicado pensar en él como solución a corto plazo. Puede ser lo que demande la audiencia, un cambio real que arrastre, pero no es lo que WWE quiere.

- AJ Styles

A favor: Su excelso rendimiento es un seguro de vida. A nadie le sorprendería verlo estelarizar cualquier show porque está muy capacitado para ello. Ha mejorado mucho en el micro y tiene el cariño del público. Su credibilidad también es alta y como campeón, pese a los altibajos, se ha mantenido dignamente durante mucho tiempo en la zona noble de SmackDown.

En contra: La edad que tiene juega en contra para hacer girar a la empresa sobre él. Ha tenido una larga carrera y su retirada no está muy lejana. Además, en el largo reinado de SD ha dejado sensaciones de grandeza, pero también ha cansado a otros muchos y no se sabe como funcionaría su personaje en Raw. Ni siquiera ha estelarizado los PPV siendo campeón, así que la confianza en él es alta, pero no se puede decir que le vean como la gran estrella de esta generación y sea una apuesta de futuro.

- Daniel Bryan

A favor: Bien tratado es quien más reacciones genera. Es capaz de transmitir más que nadie y sus actuaciones en las historias que le atañen son bastante atractivas. Dentro del ring, pese a sus limitaciones por las lesiones, sigue siendo un luchador increíble y la conexión que puede llegar a originar con los fans es incomparable a la de cualquier otro.

En contra: La típica infravaloración del luchador pequeño, que lucha contra todo y contra todos, sin llegar a ser visto por Vince como la gran estrella. A eso hay que añadir el tema de las posibles lesiones y sus problemas médicos del pasado, que hacen muy improbable que apuesten por él para tener títulos grandes. La edad también es un factor a tener en cuenta y sus posiciones ideológicas y convencimientos morales le hacen ser un personaje poco manejable en backstage.

- Drew McIntyre

A favor: Está en un gran momento de forma y ascendiendo con credibilidad en Raw. Tiene apoyo en el bookeo actualmente, es del gusto de Vince y estos años fuera de WWE le han valido para reconvertirse en un gran luchador, respetado por todo el mundo. Ha rendido a la altura cuando se le ha exigido y tiene un punto de atracción por ser relativamente nuevo en los main events de los shows.

En contra: Ya apostaron por él en el pasado y la cosa no salió demasiado bien. No fue su culpa, por bookeo y juventud, pero muchos dudan acerca de como puede salir ahora el impulso. Está mejor preparado, es evidente, pero su conexión con la grada aún no está lo suficientemente fortalecida como para dar un salto adelante definitivo. Parece que se mantendrá como heel, así que eso dificulta su ascenso a la posición en cuestión a corto plazo, no así a medio plazo, donde es más probable que se asiente.

- Un veterano con prestigio (Randy Orton, John Cena, Rey Mysterio, Jeff Hardy…)

A favor: La experiencia y la capacidad para desarrollar grandes historias. En este grupo hay una mezcla muy variopinta, cada uno con sus condiciones propias, pero son gente que tienen una gran base de fans, que pueden hacerlo bien en escenarios grandes y en los que confía la compañía. La veteranía que puede sacar de embrollos a la empresa en momentos clave.

En contra: Puntualmente pueden rendir bien, pero ya han tenido carreras muy largas y ni la gente quiere tenerlos de nuevo como caras principales de la compañía, ni ellos pueden mantener un ritmo de apariciones consistente para llevar el peso sobre sus hombros. Sus mejores épocas ya han pasado y no pueden dar más de lo que dieron, debiendo ser apoyos para el nuevo talento más que ocupar sus posiciones.

- Un joven que diera el salto (Andrade Almas, Elias, chicos de NXT, algún fichaje…)

A favor: Es la opción más atractiva en cuanto a la lógica. Chicos que vienen desde abajo y suponen un aire fresco y novedoso. Un cambio de rumbo, un nuevo aliciente. Una regeneración que consiguiera enganchar al espectador y levantar la imagen y la audiencia de los programas principales, apostando por las nuevas historias y aprovechando ese vacío para fomentar la aparición de alguien imponente y devastador.

En contra: La falta de experiencia es un hándicap demasiado pesado. Es muy improbable que se apueste por alguien que no es contrastado para cubrir una posición tan importante. Además, podría generarse el mismo efecto que con Reigns y es que darle logros demasiado rápido a alguien y forzar a la audiencia a querer a un nuevo héroe, puede convertir el proyecto en algo fallido y que genere rechazo por las comparaciones y los favoritismos.

- Desierto

A favor: No es necesario cubrir la posición de cara de la compañía con alguien específico. Hay mucho talento en la empresa, no solo los nombrados, sino Owens, Bálor, Nakamura, Ziggler, Rusev, Zayn, los talentos de NXT… Todos ellos pueden ser estelares en algún momento puntual y habría más dinamismo, alternativas y posibilidades de crecer en un ambiente más competitivo. La Ruthless Agression, por ejemplo, fue una época convulsa en la que muchos fueron icónicos, pero ninguno destacó muy por encima de los demás. Es posible y no forzaría a la audiencia, sino que permitiría decidir.

En contra:Es mucho más cómodo para la empresa manejar las cosas con un orden y tener una jerarquía clara. Un esquema con buenos y malos, cada uno a su nivel y que permita al espectador reconocer a los wrestlers. Por eso se usa la repetición, se emplean finishers y movimientos de firma para cada luchador y se fomenta el carácter de cada uno en las promos, definiéndolos al máximo. En un sistema de falta de competencia, controlar a la audiencia y hacerle ver lo que la empresa quiera es muy goloso, así que resulta complicado pensar en que no se quiera generar una nueva gran figura.

Y ustedes, ¿quién creen que debería ser el sustituto de Roman Reigns como la gran estrella de WWE?, ¿es necesario darle esa posición a alguien, traer a alguien de fuera o apostar por la gente que hay en el elenco actual?, ¿escuchará WWE las demandas de su público o irán contracorriente? Pueden votar en la encuesta y dejar sus comentarios.

WWE 2K19
Solowrestling.com 2004 - 2018 Politica de Cookies Politica de privacidad Condiciones de uso