Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar los anuncios y analizar el tráfico. Además, compartimos esos identificadores y otra información de su dispositivo con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Acepto Más información

Categorías WWE

Review SmackDown Live 6 de noviembre de 2018

Review del show de esta semana de SmackDown Live

Mattel Sound Slammers
Por Sergio Esteban - PUBLICADO EL 07/11/2018 A LAS 15:16

WWE.com

Promo inicial.

Buena promo para comenzar el show, con bastante contenido por el hecho de haber poco tiempo para preparar Survivor Series detenidamente. Todos tuvieron parte de foco y profundizaron en los cambios que gradualmente se irán dando en el show. Paige estuvo bien, respetando a su jefe y alabando la consecución de la copa en Arabia, a la vez que representó el papel de dirigente face convenientemente, siendo muy aplaudida por su grada, ya que el evento fue en Gran Bretaña.

Shane, por su parte, dió pasos hacía el turn, con una actitud de falsa modestia, pero sin confirmarlo definitivamente. Fue abucheado en su salida y también cuando accedió a que Miz compartiera capitanía con Bryan en el equipo de SD, pero también dijo que él no merecía ser considerado el mejor del mundo y fue el que propuso a Daniel ser el capitán original del conjunto. Una mezcla que acabará con el turn, cuando se descubra la falsedad de sus actos, pero que ahora le hace tener una personalidad mixta, debido en gran parte al rechazo que genera su afán de protagonismo. Y es que no solo ganó esa infame World Cup, sino que también será integrante del equipo de SD, elegido directamente por los dos capitanes, como si fuera un wrestler de alto status, quitándole su plaza a otros que lo merecen más.

Bryan estuvo correcto, limitándose a aprovechar el cariño del público y a agradecer la oportunidad de liderar. Y Miz, pese a quejarse en un principio de no ser mencionado como parte del éxito de Shane en Crown Jewel, se quedó bastante tranquilo durante toda la noche. Mantuvo su enemistad con Bryan, tanto en este inicio como en los segmentos de backstage posteriores, en los que iban conformando el equipo, pero a la vez se mostró comprensivo, de acuerdo con Daniel, cediendo en algunos aspectos y con pocas ganas de conflicto. Una actuación novedosa y sorprendente, que puede dejar entrever el origen de un cambio de bando o simplemente ser una trampa.

The New Day (Kofi Kingston y Big E) vs. The Usos (Jimmy Uso y Jey Uso).

Muy buen combate entre estos dos equipos en lo que ya se puede considerar un clásico de nuestros días. Se han enfrentado en infinidad de ocasiones y la gran química que tienen ambos tags sobre el ring hace que siempre salga un buen espectáculo. Esta vez la excusa para enfrentarlos era decidir quien lideraría al equipo de equipos, valga la redundancia, de SmackDown de cara al PPV. Y, como siempre, convirtieron la lucha en un espectáculo atlético en el que ambas parejas destacaron, con más razón aún que nunca al pertenecer las dos al bando face. El control de la contienda estuvo muy equilibrado, con ambos conjuntos a un nivel similar, pero con New Day llevando la voz cantando en el storytelling. Emplearon sus clásicos recursos cómicos, involucrando a la grada y haciendo uso del trombón de Xavier, mientras que los samoanos fueron un poco más serios, que no por ello menos llamativos.

Big E fue el más dominador gracias a su potencia física, la agilidad de Kofi también se hizo notar y las armas de los Usos para contrarrestar a sus oponentes eran las patadas, los saltos y los movimientos combinados. Tras un entretenido espectáculo se llegó a la fase final en la que Jimmy y Jey se impusieron, cuando parecían un pelín inferiores, en teoría. La powerbomb desde el esquinero y el splash final para acabar con Kingston fueron muy vistosos y el hecho de dar la capitanía del grupo que se formará en Survivor Series a los Usos me parece una alternativa correcta. Eso si, tampoco es que fuera muy trascendental, ya que lo primero que hicieron tras ganar fue elegir a sus rivales como integrantes de su bando en el PPV, así que la importancia de esta victoria tampoco es excesiva.

Promo de Becky Lynch.

Buena promo de la irlandesa, cargada de razones, de intensidad, de realidad y de expectativas, por el hype que genera su enfrentamiento con Ronda. Acusó a la campeona de Raw de haber tenido un camino fácil, sin apenas dificultades que probaran su verdadera fortaleza. Y lo cierto es que no le falta razón, porque más allá de que Ronda merezca o no ser estelar, que por lo que arrastra y va mejorando, creo que puede entenderse y es lo normal, nunca ha tenido un bookeo frustrante ni tan negativo como el que ella ha sufrido durante demasiado tiempo.

Esos momentos de ninguneo constante y tantos sinsabores la han convertido en una mujer nueva y con un gimmick que está aprovechando a las mil maravillas, aunque la reacción de la grada sea opuesta a lo que ella ofrece en el cuadrilátero. La promo lleva mucha dosis de realismo y ella siempre ha querido el lugar en el que ahora está, por lo que independientemente de los factores externos, sabe que este puede ser uno de los instantes más relevantes de su carrera y lo tiene que explotar. Todo ello hace que sus emociones sean creíbles y que su valentía para provocar, insultar e incluso menospreciar a la campeona del show rojo hagan que el fan compre el enfrentamiento que van a tener.

Quizás lo que menos me gustó fue la parte en la que empleó la frase “Yo soy el hombre”, reforzada en su camiseta. Se comprende, porque no se está refiriendo al género masculino en sí, sino a estar por encima de los demás, a ser el personaje protagonista, a ser superior al resto. Pero es cierto que queda un poco raro que Lynch diga algo así, ya que debería sentirse orgullosa de ser mujer, conseguir lo que ha conseguido y el efecto sería el mismo. Porque en nuestros días, decir: “Yo soy la mujer”, sería más lógico ya que ambas divisiones, pese a sus diferencias, deben ser consideradas al mismo nivel, no como en otras épocas oscuras. De todas maneras una promo convincente y que deja a Becky a una altura similar a la de su oponente, sin miedo, aunque probablemente tenga pocas opciones de salir victoriosa en Survivor Series.

Becky Lynch vs. Nikki Cross.

Becky decidió lanzar un reto abierto tras su promo, para así demostrarle al mundo que está en un nivel en el que puede con cualquier rival. La encargada de responder a ese reto fue Nikki Cross, una sorprendente elección de la compañía. No está muy claro cual será su papel si el ascenso es definitivo como parece, ya que salió a escena asociada a su clásico grupo, Sanity, que son unos heels reconocidos. Pero el apoyo de la grada y el hecho de enfrentarse a otra heel como Lynch, ocasionaron que recibiera una acogida bastante positiva. No obstante, tampoco es que Becky fuera muy abucheada, ya que no lo es en ningún contexto. Que Nikki debutase frente a la campeona y con ese papel rayando la locura que borda, no es mal augurio, ya que puede explotar ese gimmick también en el main roster, pero quizás la performance que tuvo no fue la que se esperaba para una chica tan llamativa como ella.

Puso en dificultades a la irlandesa en algún momento y realizó una ofensiva decente, pero se notaba su inferioridad y su derrota fue clara, en poco tiempo y mediante sumisión. Apenas resistió el castigo de la pelirroja y rápidamente cedió, cuando Becky le aplicó su finisher. Para la campeona no supone un gran desafío vencerla, ya que aunque sea un personaje atractivo, no deja de ser una debutante frente a la chica con mayor status del show. Y para Cross, pues es un comienzo como el de sus hermanos de Sanity, en el que atraen y muestran que sus gimmicks y su calidad, bien explotados, pueden ser geniales, pero sufren derrotas que de cara al espectador los dejan como muy secundarios.

Rey Mysterio vs. Andrade “Cien” Almas.

Gran enfrentamiento, que podría haber sido mejor de tener una historia detrás y haber tenido mayor duración, pero que dejó un gran sabor de boca. Se notan las influencias mexicanas de ambos, el respeto y la química que pueden llegar a tener, adaptando muy bien sus estilos y dando un combate dinámico y divertido, con mucha variedad de acciones y actividad constante. Rey llevó la batuta en el comienzo, Andrade se recuperó y, a partir de ahí, se vieron secuencias alternativas con ambos rindiendo a un mismo nivel. El público estuvo muy metido y el espectáculo fue subiendo en intensidad hasta llegar a un final que, aunque previsible, dejó bien parados a los dos. Andrade no está teniendo mucha relevancia en los últimos tiempos, pero cada vez que sale al ring demuestra su calidad, luciendo como un wrestler muy capaz. 

Era normal su derrota de anoche, ya que Mysterio era quien por status y carisma debía acceder a Survivor Series, siendo más coherente que la victoria fuera para el enmascarado. De todas maneras, Almas parece ser el indicado para coger la antorcha de nueva estrella latina, así que en una eventual rivalidad con Rey, debería ser él el que saliera triunfante, en un futuro cercano. En cuanto al face, pues sigue luciendo como un luchador ágil y convincente. No tiene el ritmo de antaño, ni se le pueden pedir cosas que no puede hacer por la edad y las lesiones, pero sigue teniendo mucha habilidad, conecta de gran modo con la grada y tiene la experiencia suficiente para manejar los tiempos de una pelea y ser creíble incluso frente a rivales más jóvenes y en plenitud física como el Ídolo.

En el post-match, quien apareció fue Orton, para vengarse de nuevo por la derrota en Arabia. Ya lo hizo allí, con un RKO de la nada y aquí, pese a no luchar, volvió a emplear la misma estrategia para recalcar que será el próximo rival de Rey. Una historia que ya vimos allá por 2006, pero que puede ser interesante. De momento, Mysterio se lleva los triunfos y las buenas posiciones en las carteleras, mientras que Randy queda como heel odioso, implacable, peligroso y reinante en los segmentos en base a ataques sorpresivos.

Promos de Nakamura y AJ Styles.

La promo del japonés fue anterior al combate de los mexicanos y la de AJ posterior, pero ambas se pueden encuadrar en un mismo epígrafe, porque las dos consistieron en lo mismo, básicamente. Videos del campeón de WWE y del campeón USA avisando a sus homónimos de Raw, el campeón Universal y el campeón intercontinental, de que se anden con cuidado, que iban a vencerlos en el PPV y que mostrarían su fortaleza al mundo. Prácticamente lo mismo que hizo Becky en su promo sobre el ring, antes de enfrentarse a Nikki.

Fue un poco repetitivo, aunque el nipón dijo que lo que tenía para Rollins era un regalo y que iba a conocer a Naka-América y Styles dijo que le iba a hacer un spoiler a Heyman y a Lesnar que lo que pasaría en Survivor Series, que sería su victoria. En general, promos pobres, sin demasiada importancia y que permitieron a los campeones masculinos no aparecer en directo en el show de esta semana. Los matches masculinos individuales del evento no parecen tan atractivos como el femenino, pero realmente si son bien bookeados, les dan tiempo y fomentan la igualdad, pueden salir también cosas muy positivas.

Veo favoritos a los personajes de Raw en cada una de las luchas, pero supongo que igualarán las cosas y habrá sorpresas, así que apostaría por Lesnar y por Nakamura, con una posible derrota de Seth provocada por interferencia de Ambrose. Quizás una performance de ese estilo y ante un enemigo de calidad como Rollins le venga bien a Shinsuke para reforzar su status. De todas formas, poca storyline y poco interés, más allá de saber que marca es más fuerte y la competencia entre campeones.

Promo de Paige y equipo femenino de SmackDown.

El equipo femenino de SD está compuesto por Carmella, Naomi, Sonya Deville, Asuka y Charlotte, aunque la que apareció en su lugar fue Mandy Rose. Así de rápido se escribe y así de rápido se vió en pantalla. Ni explicaron el porqué habían sido esas las elegidas, ni hicieron combates clasificatorios, ni siquiera promos en los que se descubriera la composición del conjunto, poco a poco. Se escogieron a esas mujeres porque si, con precipitación, sin ningún trasfondo detrás y sin cuidar nada a nadie. Es cierto que no hay tanta variedad de wrestlers femeninas en el show azul, pero podrían haber implicado a Lana, Zelina, Peyton o Billie Kay. De hecho, las Ilconics podrían hasta tener más derechos que nadie tras ganar a Asuka y Naomi en Australia, hace no tanto tiempo.

En fin, se descuidó todo, simplemente por seguir con la historia de la inseguridad de Charlotte. Cuando Paige la presentó, Flair no apareció y fue Mandy la que reclamó ese lugar ante las dudas de The Queen. La heel se dedicó a meterse con todas las chicas y en especial con la GM, de la cual no entendía su actuación, al incluir en el equipo a Sonya, así porque si, y no a ella. La verdad es que no le faltaba razón. Con ello se intenta profundizar en la brecha que tienen las dos ex-componentes de Absolution que, aunque trabajaron juntas en Evolution, ya comenzaron con recelos entre sí. Una rivalidad entre Sonya y Mandy podría ser interesante en otro contexto, pero aquí, con el status de ambas, la verdad es que parece bastante floja y que no va a suscitar nada de interés.

Al final, las provocaciones de Mandy ocasionaron que Naomi se enfadara y terminaron por pelear en un pequeño brawl al final del segmento. En definitiva, un equipo totalmente face excepto Sonya que está en esa indecisión típica previa a una traición con Rose, que no comparte apenas nada, que no se ha ganado luchar en Survivor Series y que ni siquiera en el propio segmento de presentación son tratadas con importancia, ya que el foco estuvo sobre Mandy y Sonya, específicamente, y fue más relevante Charlotte, aún estando ausente, que las luchadoras que estaban sobre la lona.

Jeff Hardy vs. Samoa Joe.

Combate correcto, igualado y con gran intensidad en algunos instantes, pero que fue una excusa para avanzar en la conformación del equipo de Survivor Series, siendo casi más interesante el post-match que la propia contienda en sí. Jeff había sido elegido por Bryan y Samoa por Miz para ser los últimos integrantes de ese conjunto del show azul para el PPV, así que el main event del programa definiría quien ocuparía ese último lugar. El combate no estuvo mal, pero quizás pecó de lentitud en su desarrollo. El comienzo fue tranquilo, con ambos cuidándose de los golpes del rival y con un tanteo clásico. El problema es que la dinámica se mantuvo y aunque había igualdad y emoción, le faltó ritmo para llegar a ser un match recordable.

Las ejecuciones eran contundentes, los golpes directos, sobre todo de Joe, también, y Hardy intentaba coger distancia para volar y hacer sus clásicas acciones veloces, pero faltó un punto de fluidez. Tampoco es que fuera una tragedia y hubo secuencias divertidas, con la grada metida, pero la realización también distraía la propia atención del fan desde casa, haciendo mucho caso a lo que pasaba en la mesa de comentaristas, donde Miz y Daniel apoyaban a sus protegidos, picándose entre sí a su vez. Al final, triunfo contundente de Joe, algo lógico ya que es un gran luchador y muy creíble para el conjunto de SD. Su finisher es devastador y cuando cazó a Jeff, el menor de los Hardy no pudo salir de ahí. Un Jeff que también tuvo sus opciones de triunfo y no quedó excesivamente mal ante un oponente del tamaño del samoano.

En cuanto al post-match, pues sorprendente, a la par que abierto, dejando muchas posibilidades diferentes de cara al futuro. Samoa Joe, como buen heel, provocó de manera directa a Bryan, burlándose de la elección de este y de la derrota de Hardy. El barbudo perdió los estribos y atacó a Joe, aplicándole su finisher y también a Miz y Shane, que salieron para calmar su furia. En teoría, su performance fue propia de un chico bueno, ya que Samoa lo provocó y es un heel de libro, Mizanin es su archienemigo y también sigue siendo heel, y McMahon, va camino de ello por las reacciones populares que se ven últimamente.

Pero claro, en la práctica, Shane no hizo nada malo más allá de frenar la situación, The Miz se comportó bien toda la noche y trató de mantener la unidad del equipo y fue Daniel el que pareció actuar como un heel, en contra de su propio conjunto, anteponiendo sus intereses personales, perdiendo los nervios y atacando a los que van a ser sus compañeros en el PPV. No sabemos si esto será el germen de un cambio de actitud de Daniel o una reacción puntual. Desde luego sigue siendo muy querido como face y un doble turn con Miz sería extraño, pero a saber en que están pensando los bookers y más después del tema de Arabia...

Nota del show: 6

En otras noticias:
WWE 2K19
Solowrestling.com 2004 - 2018 Politica de Cookies Politica de privacidad Condiciones de uso