Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar los anuncios y analizar el tráfico. Además, compartimos esos identificadores y otra información de su dispositivo con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Acepto Más información

Batalla en la isla de Ganryujima: Antonio Inoki vs. Masa Saito

Historia sobre uno de los encuentros más largos y esperpénticos de la historia del pro-wrestling mundial protagonizado por Antonio Inoki y Masa Saito en 1987

Mattel Triple H
Batalla en la isla de Ganryujima: Antonio Inoki vs. Masa Saito
Por Gin Malkavar - PUBLICADO EL 13/08/2018 A LAS 19:06

(NJPW1972.com)

El origen: el duelo entre Sasaki Kojiro y Miyamoto Musashi

Dos samurais, dispuestos en un duelo para la posteridad. Ambos, frente a frente. Comienza una batalla que será recordada por lo simbólico. He aquí el comienzo de la historia, con el enfrentamiento entre dos de las figuras japonesas más reconocidas, Sasaki Kojiro y Miyamoto Musashi. Mucho se ha escrito sobre el enfrentamiento que tuvieron a orillas de la isla de Funajima, un duelo que ha inspirado infinidad de recreaciones y de obras.

Intentar resumir todo lo que involucró a esta lucha es una ardua tarea sobre la cual se han escrito ríos de tinta y se han contado historias y detalles muy interesantes. Sin embargo, podríamos centrarnos en dos figuras, Kojiro, un maestro muy pulcro en la técnica y Musashi, el cual desarrolló variantes más ortodoxas para luchar. Tadaoki Hosokawa, poderoso señor de la época, dio el visto bueno con el fin de obtener rédito político y controlar a sus siervos. Por lo tanto, la lucha se daría el 13 de abril de 1612.

La isla de Funajima se encuentra en el estrecho de Kanmon, entre Honshu y Kyushu. Es una isla pequeña a la que solo se podía acceder en barca. La localización era la indicada para evitar que los seguidores de Kojiro fueran a buscar venganza contra Musashi en caso de que perdiera. Kojiro, siendo el hombre estricto y serio que era, llegó antes. Musashi sin embargo, se retrasó bastantes horas. Se ha escrito mucho sobre los motivos que impulsó esta estrategia, desde hacer que Kojiro perdiera los nervios hasta conseguir aprovechar el camino en barca para tomar un remo y prepararlo como un suburito, una espada de manera de gran longitud. Depende de dónde leas se vio como un movimiento cobarde por los seguidores de Kojiro o como una gran estrategia, aprovechando su entorno, por aquellos más acérrimos a Musashi.

Sobre el duelo no hay muchos detalles, con variantes dependiendo de la referencia que tomes. Lo que sí se señala y se acepta más es que Musashi consiguió su objetivo de descentrar a Kojiro, enfrentándose en un duelo que resultó corto. Algunas versiones comentan como Musashi aprovechó que tenía el sol de espaldas para deslumbrar a Kojiro y asestarle un golpe en la cabeza con el suburito, mientras que otros apuntan a que simplemente se valió de que Kojiro perdió su concentración y encontró la apertura perfecta. Sea como fuere, Musashi ganó y huyó de Funajima, dejando tras de sí una historia para la posteridad, mientras que los seguidores de Kojiro se quedaron desamparados y llenos de ira.

Antecedentes: Ascensos de Antonio Inoki y Masa Saito

La historia necesita dar un salto hasta el siglo XX, para empezar con el primero de los protagonistas: Kanji Inoki. Inoki nació en una familia adinerada en 1943. Tras el fallecimiento de su padre y los años de pobreza de la posguerra, Inoki y su familia emigraron a Brasil, donde comenzó el contacto de Inoki con los deportes y con las artes marciales, empezando a entrenar en karate. Rikidozan, que en 1960 se encontraba en Brasil, se encontró con Inoki y quedó impresionado, ofreciéndole un puesto en su empresa, Japan Wrestling Association (JWA). Así es como Inoki comenzó su tutela bajo el considerado como el padre del pro-wrestling japonés, renombrándose como Antonio tras sus años en Brasil. En ese mismo dojo comenzó a entrenar el amigo y rival de Inoki, Shohei Baba, más conocido como Giant Baba, el cual ingresó un día de diferencia respecto a Inoki. Ambos marcarían el futuro del pro-wrestling en Japón con sus empresas.

InInoki siempre tuvo que luchar para obtener reconocimiento, eclipsado por Baba (cabe anotar que Inoki nunca ganó en sus luchas como joven debutante contra Baba). La empresa quería publicitar a Baba como su futuro. Sin embargo, Inoki no quería quedar en segundo plano. Dejó la JWA para probar suerte en el fallido intento de Tokyo Pro-Wrestling, donde curiosamente comenzó a entrenar un joven Masa Saito. Finalmente Inoki regresó a JWA, pero seguía sin recibir el crédito que creía que merecía. Pasó a formar equipo con Baba como el B-I Hou (Cannon o Cañón en español) y ganó varios títulos. Inoki buscó un duelo especial contra Baba para atraer la atención del público en la empresa, la cual estaba en declive. La directiva de JWA se lo negó e Inoki intentó un "golpe de estado" junto con Baba, pero cuando los altos cargos se enteraron, decidieron echar a Inoki y renovar a Baba.

Ahí estaba Inoki, un hombre con una visión de pro-wrestling distinta al resto. En 1972 anunció la formación de New Japan Pro-Wrestling y comenzó a dar forma a su idea. El pro-wrestling estaba siendo expuesto en Estados Unidos descubriéndose lo guionizado y predeterminado de sus resultados, con periódicos deportivos retirando los resultados de varias promociones. Ante el discurso de "esto es falso", Inoki impuso sus ideales, el pro-wrestling es lo más fuerte que hay, la mezcla entre lucha legítimo y el show. Por lo tanto, el pro-wrestling en visión de Inoki, el Strong Style, era aquel que debía superar al resto, era el "King of Sports", centrado en el orgullo y el honor. Inoki pasó a retar a otras disciplinas y deportes buscando demostrar su visión. La lucha contra Ali lo catapultó al éxito internacional y fue un claro ejemplo de esto. Inoki fundamentó todo esto junto a la ayuda de su amigo Karl Gotch y de Lou Thesz.  La influencia de Gotch se hizo notar, llevando la empresa hasta el día de hoy los colores de Bélgica en su honor. El resultado de todo esto es que Inoki era el señor de New Japan, y contaba con luchadores que empezaron a formarse en este pensamiento, como era el caso de Masa Saito.

Masa Saito era un talento que ya realizó su transición al pro-wrestling. Saito también era otro héroe de Japón, participando en lucha libre olímpica en las Olimpiadas de verano de 1964 celebradas en Tokio. Saito comenzó a entrenar joven en Tokyo Pro-Wrestling, donde conoció a Inoki y formaron cierta relación. Cuando Inoki decidió fundar NJPW, Saito fue uno de los nuevos talentos que decidió dar el salto y seguir el proyecto de Inoki.

Saito tuvo gran éxito en los Estados Unidos, tras conseguir una oportunidad de mano de Eddie Graham, promotor de Florida que vio en su estilo y fuerza algo interesante. Graham fue el impulsor de la victoria de Saito sobre Jack Brisco, lo cual catapultó la carrera del nipón, que fue por Estados Unidos participando en la NWA y luego en WWF, consiguiendo campeonatos allá donde fuera. Saito consiguió compaginar esto con su carrera en NJPW, en donde no consiguió saltar al nivel máximo y se mantuvo en una zona media-baja en la empresa. 

Aun así, la fama de Saito siguió en ascenso en su paso por AWA, donde protagonizó el conocido incidente con Ken Patera en donde ambos fueron detenidos en 1985 tras un altercado con la policía en Winsconsin. Mucho se ha hablado de este incidente, donde 20 agentes no fueron suficientes trataron de reducir a los luchadores. Saito fue dos años a prisión, tras lo cual innovó un nuevo movimiento, el Kangokugatame (Prison Lock).

Saito se ganó una fama de hombre duro, con quien era mejor llevarse bien. En 1987 finalmente regresó a NJPW tras un breve paso por la AJPW de Giant Baba. Saito era directamente un rival a batir para Inoki, la figura de un tipo que ha estado en prisión y lo ha intentado todo por tener éxito, de ahí el lema de Saito, "Go for Broke". Inoki tenía delante de él a alguien con su misma ambición y con el que podía dar una rivalidad que había querido. Además, Saito serviría a sus planes de transición, un hombre para liderar a NJPW contra el regreso de Riki Choshu y Akira Maeda. Para ello promocionó su regreso en un escenario grande, el Osaka Jo-Hall, frente a más de 10.000 espectadores. Inoki contra Saito, duelo de titanes para el evento celebrado el 26 de marzo de 1987.

La rivalidad entre Inoki y Saito

El primer duelo se celebra con un público metido en el duelo, queriendo ver el enfrentamiento en individual que ha sido promocionado entre Saito e Inoki. La lucha comienza igualada, con Inoki buscando su ofensiva pero viéndose superado por un incansable Saito que siempre tiene energía. En todo momento en el que Inoki toma ventaja, Saito se recupera con fuerzas renovadas y vuelve a ponerlo difícil, encajando su ofensiva: el Prison Lock, el Scorpion Death Lock y el Backdrop Suplex. Consigue conectarlos, pero Inoki sobrevive y trata de reducir el duelo a ras de lona con un poco de jiu jitsu. Inoki consigue conectar su combo de Enzuigiri y el Manjigatame, pero Saito no se rinde. 

En este momento es cuando las cosas pasan al punto del entretenimiento y de rascarse la sesera. Entre el público aparece una figura enmascarada, uno de los Gaspar Brothers. Este intruso se cuela dentro del ring y se esposa a Saito, intentando separarlo de Inoki. Saito, sorprendido, quiere seguir la lucha, por lo que le ataca. Inoki se une y ataca a los dos. Saito sigue molesto con la figura, que trata de apartar a Saito, así que Saito se marcha con este hombre misterioso a bastidores. Saito regresa corriendo con las esposas puestas y Katsuhisa Shibata, el árbitro de la contienda, da una especie de reinicio. Saito ataca con las esposas al cráneo de Inoki hasta que comienza a sangrar. Shibata intenta interferir pero se lleva un golpe. Suena la campana en señal de descalificación. Inoki, sangrando y habiéndole faltado al respeto, toma un esquinero del ring y lo desmonta para tomar el tensor. Inoki, siendo el hombre leyenda que es, reta a Saito a que le golpee. Saito ataca, pero Inoki no vende el castigo. Al final Inoki cae y Saito usa el Prison Lock. Inoki, de nuevo en pie, lanza puñetazos, pero Saito intenta el Backdrop y convierte en un Prison Lock en el que Inoki cae exhausto. Finalmente los miembros de NJPW consiguen separarlos, mientras siguen tratando de atacarse.

El interés estaba elevado. Inoki, el señor de NJPW, se veía acorralado por la fuerza y energía de Saito. El siguiente paso fue un mes más tarde, teniendo la revancha el 27 de abril en el Ryogoku Kokugikan. Lucha magnífica en la que Inoki apenas tiene momentos de ofensiva, pero aguanta todo lo que Saito le lanza. Saito le castiga duramente con dos Scorpion Deathlock largos, con un Prison Lock y con varios Backdrop Suplex, pero nada detiene a Inoki. La lucha también está centrada en la figura de Riki Choshu, el cual estaba entre el público viendo el duelo, con las cámaras enfocándole de vez en cuando. Viendo que nada le funciona y que Inoki aguanta, Saito decide tomar la estrategia de lanzar a Inoki contra las cuerdas y sacarlo del ring.

Inoki, herido en su orgullo otra vez, ataca con un Enzuigiri y decide hacer uso de su palabra y fuerza en NJPW, diciendo que la lucha deberá ser sin cuerdas. El equipo retira el encordado y empieza un nuevo duelo. Inoki conecta puñetazos a la cara de Saito y lo lanza contra el poste del ring. Saito sangra profusamente tras ello. Hiroshi Hase, que en esta época empezaba como aprendiz de Saito, veía como su maestro caía ante un par de Enzuigiris. Para igualar le proporcionó a Saito las esposas, con las cuales atacó a Inoki. Saito, enfadado, comete el error de esposarse con Inoki. Con ambas figuras ensangrentadas, Inoki comienza a lanzar puñetazos directos a la cabeza de Saito, el cual no se vuelve a recuperar. Inoki, poseído por la rabia, sigue ensañándose y termina con la sangre de su rival en el pecho. Hase no hace otra cosa más que lanzar la toalla para detener la contienda. Inoki gana. Mientras, Choshu se enfada por lo que ve en el ring e intenta entrar, teniendo un careo con Tatsumi Fujinami.

Tras dos duelos de alta intensidad, llegaba un nuevo capítulo, la resolución. La empresa se encontraba coronando al primer Campeón IWGP Peso Pesado. Para esta lucha quedaron Inoki y Saito, realizando el que parecía ser el duelo definitivo el 12 de junio en el Ryogoku Kokugikan. Inoki comienza rápido, atacando al árbitro y a Saito con Rolling Kicks. Tras el susto inicial y la ofensiva de Inoki, Saito lo reduce con el Prison Lock, pero Inoki al fin se libra del candado, abofeteando a Saito. Inoki intenta la remontada, pero Saito lo devuelve a tierra con un Lariat y con el Boston Crab. La narrativa es la misma: Saito es una fuerza imparable. Inoki se recupera con cabezazos, pero Saito saca de la nada otro Prison Lock. Inoki se estira como puede hasta las cuerdas del ring. Inoki se levanta pero se lleva otro Lariat. Inoki se toma un momento fuera y al tratar de volver, Saito lo lanza de cabeza contra el tensor del ring. Saito usa dos Backdrop Suplex, pero Inoki no se rinde. Sleeper Hold, pero Inoki se escurre hasta el filo del ring. Saito corre y aplica un Lariat, haciendo que Inoki caiga contra las vallas de fuera.

Inoki se anima y vuelve al ring, pero Saito usa un Backdrop para la cuenta de dos. Saito lo tiene todo de cara, intenta otro Backdrop pero Inoki transforma en un Lou Thesz Press para una cuenta de tres sorpresiva. Saito se queja al árbitro, pero lo siguiente es más sorprendente. Choshu entra y realiza una promo insultando a la empresa. Choshu lanza el reto al campeón, lo cual Inoki acepta. Sin embargo, se forman dos frentes: el de Choshu con Super Strong Machine, Tatsumi Fujinami, Kengo Kimura y Akira Maeda, de UWF. Mientras, Inoki se abraza con Saito, sellando el respeto entre los dos, además de contar con el apoyo de Kantaro Hoshino, Yoshiaki Fujiwara y Seiji Sakaguchi. Se comienzan a trazar las líneas de una historia que, por cuestiones de temática, se escapa de este artículo. 

El duelo en Ganryujima

Conociendo a los personajes y todo lo que pasó entre ellos, podemos adentrarnos en lo que sucedió en este duelo. A pesar de que Saito combatiría junto a Inoki, ambos tenían cuentas pendientes. La victoria de Inoki en la última lucha había sido un momento de fortuna frente al dominio de Saito, por lo que decidieron terminar con su rivalidad con un encuentro espectacular. Inoki, que en esta época ya no estaba en sus mejores capacidades físicas, aprovechó el factor del entretenimiento, tenía que hacer algo para vender la lucha y que fuera lo más grande posible. Como siempre con Inoki, si no era algo elevado a la máxima potencia, no merecía la pena hacerlo, había que demostrar que se estaba por encima del resto. Por lo tanto consiguió grabar un especial de NJPW en TV Asahi de dos horas, en donde lucharía con Saito en un Deathmatch en la isla de Ganryujima, rememorando a Sasaki Kojiro y Miyamoto Musashi.

Ambos firmaron el acuerdo de manera pública en televisión. El duelo se pactó para el 4 de octubre de 1987. Se colocó un ring en una zona aislada en la isla, teniendo un recinto para poder dar la lucha al margen del templo y almacenes de la misma. Inoki afirma en televisión que quería hacer algo histórico. Por su parte, Saito señalaba que respetaba a Inoki, pero a pesar de ello quería demostrar que podía superarlo. 

Saito llegó un par de días antes para prepararse para el encuentro. Fue recibido en el aeropuerto cercano para poder acostumbrarse. Se puede ver en una de las versiones grabadas del duelo como Saito, el día de antes, entrenaba a la costa, mirando a la isla. Ataviado con una camiseta gris y pantalones cortos azules, Saito realizaba su carrera rutinaria de varios kilómetros seguido de su entrenamiento. Saito, fiel a su lema de "Go For Broke", estaba dispuesto a darlo todo por un breve momento, preparándose física y mentalmente.

A la lucha solo pudieron asistir el personal de New Japan, los periodistas y los luchadores. Como rememora Masakatsu Funaki (traducción al inglés por Chris Charlton), partieron por la mañana desde por la mañana temprano con varios periodistas en un barco. Allí el equipo de NJPW comenzó a preparar el ring, mientras los periodistas se preguntaban a qué hora empezaría el duelo. Funaki colocaba el ring como el joven luchador que era, acogiéndose a la disciplina de NJPW. Sin embargo, se dio cuenta de que se colocaron antorchas, por lo que la lucha tendría lugar cerca de la noche. Mientras tanto hizo tiempo haciendo ejercicio y durmiendo.

Los barcos de Saito e Inoki zarparon en dos momentos distintos, con el de Inoki saliendo desde Honshu y llegando a la costa noreste de la isla, dejando el puente colgante de Kamon-kyo a las espaldas. Inoki llegó primero, a las 14:30 PM de la tarde. El equipo de New Japan había preparado dos tiendas, cada una a uno de los lados del ring, para Inoki y Saito. Inoki llegó cortejado por una marea de periodistas que se apretujaban para poder sacar la mejor foto del ídolo de masas. Inoki, a paso lento y su clásica toalla en la cabeza, se retiró a su tienda de color amarillo. Saito llegó segundo en otro pequeño barco, completamente de negro. Saito partió bordeando la costa de Kyushu, y fue escoltado hasta su propia tienda. 

A las 16:30 PM apareció el árbitro de la contienda, Kotetsu Yamamoto. El ring era blanco puro, distinto al azul cerúleo que la empresa usa. Un helicóptero de TV Asahi se alzaba en los aires, capturando todo lo que pasara. Kotetsu corre de tienda en tienda, con un altavoz en mano, para preguntar cuando empezarán los luchadores. Yamamoto terminaba por sentarse juntoa Seiji Sakaguchi. Cabe recordar que el encuentro era un Deathmatch, y por ello no había ningún tipo de normas. La única manera de ganar era por sumisión o KO en cualquier lugar de la isla. 

Saito es el primero en salir de su tienda y en subirse al ring. Como le pasó a Sasaki Kojiro, esta vez es a Saito el que tiene que esperar, ya que Inoki no sale de su tienda. Saito, viendo esto, se vuelve a la suya. Ninguno sale de su refugio, y mientras, pasan las horas. Sobre esto, Funaki comentó lo siguiente:

"Pusimos tiendas y ellos estaban en ellas. Saito salió, con todo listo en el ring. Inoki todavía no salía. Se toma un largo tiempo, lo cual es bastante raro porque uno esperaba que llegara, se cambiara rápidamente y entrara en el ring. Pero solo estamos nosotros (el equipo de NJPW), la prensa, Saito e Inoki. Eso es todo. Todos de pie formando esta especie de extraño triángulo. Era una situación de a ver quién mueve primero, y el entrar era parte de ello. De cualquier modo, Saito apunta a la tienda de Inoki como 'deja ya de perder el tiempo'. Finalmente Inoki salió ".

Kotetsu, sosteniendo un shinai, mira de manera seria. Efectivamente, Saito salió, mientras que Inoki se asomó por su tienda, haciendo esperar a su rival. Saito espera en el ring de manera paciente mientras Inoki vuelve a la tienda. Inoki sale rápidamente y empieza a andar a paso lento de camino al ring. Saito sale, pero Inoki sigue manteniendo las distancias. Finalmente, tras horas de espera, las cámaras consiguen el momento, Inoki y Saito en el ring en Ganryujima.

En este momento da lugar una de las luchas individuales más largas de la historia y considerada por muchos como una de las más aburridas. El problema es que estiraron la acción de un combate normal de 20 minutos en casi dos horas, haciendo que cada secuencia fuera más lento y todo se hiciera casi eterno. Aun así, para mi gusto, fue entretenida y distinta a las otras luchas donde tenían más intensidad y menos drama. Esta lucha era 100% un drama con aire melancólico, casi romántico, por un tiempo pasado.

En las secuencias iniciales ambos buscan varias sumisiones de manera muy lenta y calmada, manteniendo las distancias y sabiendo cómo cargar en todo momento. El ensordecedor ruido del helicóptero de producción cubría la escena. Inoki intenta un Sleeper Hold, pero Saito aprovecha y añade drama buscando el Prison Lock. Ambos se separan y reparten Headlocks. En una de las tomas se ve como Saito sangra por la nariz tras un golpe. Inoki se toma su tiempo de vez en cuando, saliendo del ring para descansar. Como señalan los comentaristas, es una pura batalla de resistencia. Inoki pasa a la acción y ataca el brazo de Saito con Armbreakers y Armlocks. Inoki consigue un Rear Naked Choke (RNC), pero Saito consigue alejarse y se duele del abdomen. Saito tumba a su rival con un Ouchi Gari y luchan a ras de lona. 

Ambos tratan de dominar, uno al brazo y otro a la pierna. Con el comienzo de la puesta de sol, Saito decide arriesgar y consigue aplicar el Prison Lock. Inoki consigue un Wristlock y se separan. Tras unos instantes Saito sale del ring y pasamos a la segunda etapa de la lucha, con más escapadas hacia el césped. Inoki persigue con Headlocks. Saito consigue revertir la sumisión en un Armlock, lo cual se prolonga hasta que Kotetsu se acerca para ver si Inoki se rendía. Saito usa un Headlock con las piernas tan fuerte que un primer plano de las cámaras nos muestra a Inoki babeando semiinconsciente. Inoki vuelve al ring y recibe un RNC, pero consigue levantarse y agarra de la cintura a Saito. Lo eleva y... ¡Backdrop Suplex! Inoki conecta el movimiento clásico de su rival. Saito aguanta y sigue centrado en sus sumisiones, pero Inoki consigue hacer palanca con el filo del ring y usa un Armbreaker contra Saito. 

La luz del día se extingue y pasan a lanzar puñetazos. La lucha continúa, con Saito en posición de montada y con un intento de Double Wristlock. El sudor cubre a los luchadores, mientras las luces de la ciudad se hacen visibles y la luna llena corona un cielo que empieza a tornarse en oscuro. Seiji Sakaguchi y los Young Lion encienden las primeras antorchas para seguir la lucha. Inoki escapa y sale del ring, con ambos golpeándose. Headlocks de Saito en el césped. Ambos están de pie, pero... ¡Inoki lanza a Saito de lleno contra la antorcha! La antorcha cae y se quema el suelo, mientras Saito está dolorido. Aquí Masakatsu Funaki comentó lo siguiente:

"Lo que cambió las cosas y me hizo darme cuenta de que esto era algo distinto fue cuando Inoki lanzó a Saito contra una de esas antorchas. Uno pensaría que el calor le echaría hacia atrás, pero fue directo hacia él. Y ahí es cuando la atmósfera del combate cambió para mi, de esperar a que terminara de una vez a pensar que había algo más en ello. En ese momento es cuando estaba más interesado. [...] Todo el combate fueron casi dos horas, pero tras ese momento con la antorcha, el tiempo se me pasó volando."

Efectivamente, la lucha cambia, con Saito sangrando profusamente de la cara. Saito sangra por encima de su ojo derecho y en el ring la acción se desenvuelve mejor, con Inoki lanzando a Saito en Bodyslam. Saito coloca en un Crucifix Hold con el que casi gana. Ambos salen del ring e Inoki destroza a Saito con cabezazos, persiguiéndole. Vuelven al encordado para que Inoki lance puñetazos con la mano cerrada. La noche ya está bien entrada, pero se puede distinguir el rojo oscuro de la sangre de Saito cubriéndole su cara y pecho. Inoki acecha a su víctima. Saito cae de rodillas frente a Inoki, pero se levanta para plantarle cara. Inoki sigue lanzando puñetazos y salen fuera. Inoki siente que la victoria está cerca pero... ¡Saito ataca con un madero! Saito sacó el madero de al lado de una de las antorchas y golpea a Inoki con él varias veces. 

Las tornas han cambiado, con Inoki ahora arrastrándose. El sonido de las bocinas de los barcos y de los grillos es lo único que queda en la noche. Inoki trata de tomar un madero de una antorcha, pero la golpea y cae. Saito lanza a Inoki contra un poste del ring, haciendo que el fundador de NJPW sangre por encima de su ojo izquierdo, cubriendo esa parte de su cara de puro carmesí. Intercambio de golpes mientras se apoyan en la lona, manchándola de sangre. Vuelta al ring e Inoki usa un Suplex, con ambos exhaustos sobre la lona. Inoki sale del ring, pero Saito se apoya en las cuerdas como puede y le grita a Inoki que vuelva y que acabe las cosas sin ser un cobarde.

Los últimos minutos del duelo empiezan con fuertes puñetazos. En el ring, Saito conecta un Backdrop Suplex. Saito lucha pero Inoki ataca rápidamente con un Enzuigir. Saito contraataca con el madero, que lo dejó en un esquinero. ¡Segundo Backdrop! Inoki está tumbado en el ring, pero se levanta. Saito intenta un Lariat, pero Inoki esquiva primero y luego golpea con un Dropkick. Inoki se marcha pero Saito va a por él, diciendo que demuestre que es un hombre. La cara de Inoki gotea una mezcla de sudor y sangre, mientras se repiten los cabezazos. Saito parece que ha ganado, ya que Inoki está en el suelo del ring inconsciente tras varios cabezazos. Saito se retira hacia su tienda, pero Inoki sale y persigue a Saito. Inoki sorprende a Saito con un Sleeper Hold a la espalda. Saito grita desesperado, de rodillas, hasta que Inoki lo tumba y se extingue su voz.

Inoki se marcha sin mirar atrás, mientras el equipo de NJPW comprueba el estado de Saito. Kotetsu golpea con el shinai a Saito para ver su estado, pero el luchador solo se mueve un poco. La camilla aparece y es retirado. Inoki se marcha rodeado de periodistas en un silencio sepulcral, mientras la asistencia sanitaria se aproxima a la tienda de Saito para tratarlo. Por su parte, Inoki tampoco sale del todo bien, ya que de camino a su tienda se desploma, abatido por el cansancio y el dolor. Así es como termina una batalla, y como pasó en su día con Miyamoto Musashi, es el genio de la época el que sobrevive, Antonio Inoki.

Funaki comentaba en su vídeo como fue a cenar aquella noche con Inoki y Saito como si nada, tomando su típico fugu y disfrutando de una velada nocturna. Curiosamente tras la lucha una de las barcas se quedó un poco encallada, pero consiguieron sacarla sin más problemas. Por otra parte, el choque de Saito contra la antorcha realmente le provocó una lesión en sus ojos, cuando las ascuas le entraron en su globo ocular. Por su parte, Inoki sufrió una dislocación de hombro durante la lucha, motivo por el cual empezó a costarle el apoyarse con la espalda plana sobre la lona. Ambos samuráis modernos lo dieron todo de sí, sangre, sudor y lágrimas, dejando detrás de sí una épica historia para el recuerdo.

La lucha terminó inspirando a varios luchadores tras ver la locura de la ejecución de esta idea de enfrentarse en una isla. De hecho, cuatro años más tarde, en 1991, Inoki y Saito estuvieron envueltos en una segunda lucha en Ganryujima, esta vez protagonizada por Hiroshi Hase y Tiger Jeet Singh. Inoki iba a enfrentarse en el Tokyo Dome contra Singh, pero Hase quería luchar contra Inoki. Inoki dijo que Hase tenía que probarse contra Singh, y en el caso de ganar, tendría la lucha. Saito fue el árbitro de la contienda, cerrando el círculo. Luego llegaría Atsushi Onita, para dar su versión de la lucha y realizó un duelo en la isla contra Singh en 1992, con un Exploding Barbwire y con Sabu escupiendo fuego. 

¿Qué pasó tras todo esto? Inoki siguió con sus tramas luchando junto a Saito en la rivalidad de Now Leaders vs. New Leaders que derivó en la Takeshi Puroresu Gundan, el equipo liderado por Takeshi "Beat" Kitano. En España quizás sea recordado más por "Humor Amarillo" o "Takeshi's Castle" de manera internacional. El aclamado director de cine nipón tuvo una incursión en NJPW liderando un grupo que derivó en el desastre que tuvieron a final del año 87 en el Ryogoku Kokugikan y que les valió la prohibición de participar en uno de los recintos más relevantes para la empresa. Inoki se lesionó en abril de 1988 y tuvo que dejar el Campeonato IWGP Peso Pesado vacante, el cual ganó Fujinami. Al regresar luchó contra él en una lucha que muchos consideraron como su retiro no oficial. Inoki siguió con su misma visión, trabajando en el orgullo del pro-wrestling y viendo nuevas extensiones con el crecimiento de las Artes Marciales Mixtas en Japón a finales de los 90 y principios del año 2000.

Por su parte, Saito siguió trabajando en NJPW dejando clásicas luchas durante su paso, además de seguir trabajando en Estados Unidos, con algunas apariciones en WCW. Finalmente se retiró en 1999, una década más tarde de su duelo en Ganryujima. Un año más tarde se le diagnosticó Alzheimer, enfermedad con la que luchó hasta julio de este año. A pesar de su estado, Saito seguía entrenando con el objetivo de portar la antorcha olímpica en 2020, con motivo de la celebración de las olimpiadas en Tokio. 

Y así es como queda para la historia una lucha curiosa de ver. Quizás no sea la mejor técnicamente hablando, ni la más entretenida, pero cuando la vi dejó marcado un recuerdo, un sentimiento. La pasión de la lucha, con ambos peleando en medio de la noche, es una representación perfecta de la visión de Inoki y del trabajo de ambos. 2 horas y 5 minutos que, al menos para mí, se pasaron bastante bien. Un encuentro, como el de Musashi vs. Kojiro, dejó una marca en la historia del pro-wrestling. 

En recuerdo de Masa Saito. Go for Broke (1942-2018)

WWE 2K19
Solowrestling.com 2004 - 2018 Politica de Cookies Politica de privacidad Condiciones de uso