Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar los anuncios y analizar el tráfico. Además, compartimos esos identificadores y otra información de su dispositivo con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Acepto Más información

Buscar
  1. Home »
  2. Artículos »
  3. Análisis Raw

Análisis: Monday Night Raw 11 de septiembre de 2017

12/09/2017   05:55 - Por Fede Fromhell

Comentarios del show rojo de esta semana, con Braun Strowman como protagonista una vez más

Anelisis Monday Night Raw 11 de septiembre de 2017
Publicidad
Bienvenidos al análisis de Monday Night Raw tras su edición y cobertura.
 
Jason Jordan vuelve a tener un gran rival en el programa, en este caso, Roman Reigns. Gran idea usar a Jason como un prometedor novato y meterlo en medio de la rivalidad Reigns vs. Cena. Jordan fue derrotado esta semana también, pero al igual que ante Cena, logró dar un buen match contra Reigns y ponerlo en aprietos. A pesar de que los combates de Jason ante tales superestrellas sea solo para aumentar su rivalidad, el hijo de Kurt Angle no queda tan dejado de lado, ya que los combates son buenos y tienen una duración considerable. Muy buen uso de Jordan, mientras se espera por una verdadera rivalidad para él. Sobre el nuevo duelo al micrófono de Cena y Reigns, no hay mucho que agregar. La rivalidad es impresionante, atrapante, y cada vez que se cruzan aumenta el hype. Roman al menos no fue horrible esta vez, lo cual se agradece.
 
Como pequeña nota sobre el Emma vs. Sasha Banks, diré que ni siquiera hacen el intento de mostrar a Emma como una luchadora digna de estar en un combate titular. Combate simple y victoria clara para Banks en un segmento sin mucha gracia.
 
Un nuevo cruce entre Brock Lesnar y Braun Strowman en el que el "Monstruo entre hombres" sale mejor parado. Como siempre, Paul Heyman excelente en su labor al micrófono. Strowman tomó el reto y salió decidido a plantarse ante Lesnar. Si bien la Bestia lo esperaba, Strowman lo sorprendió una vez más, levántandose ileso de su German Suplex y destruyéndolo una vez más. Strowman crece semana a semana -por más imposible que parezca- y la idea de verlo vencer a Lesnar no parece una locura.
 
Bray Wyatt derrotó a Goldust en un match corto y poco emocionante, lo cual guarda cierta similitud con sus promos -lo poco emocionante, no lo corto-. El momento postmatch de borrar la pintura facial de Goldust fue una gran movida heel. Goldust, a pesar de su status, es un tipo querido, y faltarle el respeto de esa manera funciona para generar heat. Finn Balor salió no a defender a Goldust, sino como defensor de la pintura facial.
 
Braun Strowman volvió a lucirse en el programa, enfrentándose a John Cena. Una vez más, el monstruo lució dominante ante una de las principales caras de la empresa. Es díficil hablar de Strowman sin caer en la repetición de su mejora, del buen bookeo que recibe y lo bien llevado que está. El match con Cena fue muy bien trabajado, con un Braun brutal que apenas dejó respirar a Cena. Por su parte, el veterano se esforzó como siempre hasta lograr poner a Strowman en problemas. El único momento cuestionable, es cuando Braun usó los escalones contra Cena en ringside y no fue descalificado.
 
El espacio de Miz Tv logró sorprenderme esta vez, por dos razones. Miz no fue atacado durante el segmento, como solía sucederle, y por primera vez en muchísimo tiempo no odié a Enzo Amore. Miz usó un estilo muy realista en su promo, poniendo sobre la mesa temas de público conociemiento sobre Enzo Amore. Enzo estuvo a la altura de las circunstancias, respondiendo fuerte, serio, y no con juegos y tonterias. De cualquier modo, no deja de ser hasta gracioso que un luchador como Enzo pueda enfrentar a gente del roster principal, mientras que el resto de la división crucero no lo hace. En cuanto al combate, el recurso de seguir enfrentándose en el micro ocultó las muchas carencias de Enzo en el ring y lo hizo más llevadero. El final con descalificación no resulta molesto; Miz estaba furioso y lo único importante era destruir a Enzo ya que no había nada en juego.
El evento principal se vio un poco descafeinado luego de un show con impactos tan fuertes como los que involucraron a Cena, Reigns, Lesnar y Strowman. Si bien la acción de los tag teams fue llamativa, no fue suficiente para cerrar el show. El match fue el típico combate con varios luchadores, pero ni siquiera llegó a niveles altos de caos e intervenciones. La idea de tener a varias parejas enfrentándose a la vez y no dejar la rivalidad solo para Cesaro & Sheamus vs. Seth Rollins & Dean Ambrose resulta un acierto en el que todos salen beneficiados. No se gasta tanto la rivalidad principal, y The Hardy Boys y Luke Gallows & Karl Anderson tienen oportunidad de mostrarse en algo de mediana importancia en el show.
 
Raw sigue su rumbo fijo hacia No Mercy, apostando fuerte a sus dos combates principales. El episodio fue bastante entretenido y sirvió para seguir construyendo la cartelera del PPV.
 
 
 
 
 
 
 
Fede Fromhell
AUTOR: Fede Fromhell
Redactor jefe - Eventos en vivo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe novedades
Telegram

Solowrestling.com 2004 - 2017