Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar los anuncios y analizar el tráfico. Además, compartimos esos identificadores y otra información de su dispositivo con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Acepto Más información

Buscar
  1. Home »
  2. Artículos »
  3. Análisis Raw

Análisis: Monday Night Raw 10 de julio de 2017

11/07/2017   05:47 - Por Fede Fromhell

Comentarios del show rojo de esta semana, la noche después de Great Balls of Fire

Anelisis Monday Night Raw 10 de julio de 2017
Publicidad
Bienvenidos al análisis de Monday Night Raw tras su edición y cobertura. Después de Great Balls of Fire, quedan muchas cosas por verse, por lo que el Raw de hoy llegaba con bastante hype. Veamos sí cumplió y qué esperamos de las principales historias.
 
Big Cass demostró que puede ser un buen heel, que genera desprecio en el púbico y que puede hacer una promo más que correcta. El único problema de este segmento inicial, fue que se hizo demasiado largo y reiterativo su discurso. "A los que dudaban de mí en NXT, a los que dudaban aquí, allá, a los que dudan hoy, a los que dudan ayer..." o "soy el mejor, soy el futuro, no hay nadie a mi altura, no hay nadie tan grande..." cosas así son repetitivas y no creo que aumenten el enfásis del mensaje. Au contraire, en este caso, creo que le quitan fuerza. La rivalidad con Big Show casi tiene sentido -si obviamos que el gigante se enojó con Kurt Angle y se fue del show- pero más allá de eso, sigue bien la historia, y es un rival que puede elevar a Cass.
 
Rivalidad sin mucho sentido ni interés la de Finn Balor y Elias Samson. Le da notoriedad al nuevo y algo que hacer a un tipo establecido y aceptado como Balor, pero nada más. Vienen gestando la historia desde hace algunas semanas, pero si no sucede nada importante, y se enfrentan en un combate simple como el de hoy en Raw, no puede pasar más nada. Balor gana limpiamente porque es obvio y listo. Sirve para tenerlos activos, pero más nada.
 
Maravillosos y directos guiños al Broken Universe por parte de los hermanos Hardy en su promo de hoy. Su principal atractivo para este regreso era su personaje "broken", y si bien la nostalgia juega un rol importante en el afecto para con ellos, la gente espera corear "obsolete" y "delete" junto a Broken Matt y Brother Nero. Penosa participación de The Club, con promos que parecen escritas para los chicos malos de una novela adolescente. Nadie llamaría "nerd" a otra persona fuera del ámbito escolar. La victoria puede motivar el lado oscuro de los Hardys, al igual que el ataque de The Revival. Gran momento por cierto, que da interés a la división por sin tener a los campeones de por medio, algo que no suele verse y se agradece. Raw pasa de tener una división de parejas aburrida y trancada a generar varias opciones posibles a futuro con este segmento.
 
El Miz TV de esta semana fue obvio y bastante intrascendente. Lo único destacable, que se conectará con el final del programa, fue jugar con la idea de una reunión de The Shield. O al menos de Seth Rollins y Dean Ambrose, sin importar su pasado lleno de odio y rencor.
 
Brutal el segmento que protagonizaron Kurt Angle, Brock Lesnar, Samoa Joe y Roman Reigns. Se sintió totalmente tenso, a punto de estallar la acción en cualquier momento. Se vio real y natural, con Lesnar hablando sin necesidad de tener siempre a Heyman representándolo. Toda la discusión fue siempre por carriles de la realidad, de cosas que pasaron, demostrando la actitud de cada uno con respecto a esos sucesos, lo cual la hizo sumamente efectiva. Un momento así vale por varios brawls. Además, gestó un importante combate para la próxima semana, donde se definirá el retador de Brock Lesnar en Summerslam.
 
Pequeño párrafo para volver a destacar el gran trabajo de Akira Tozawa y Titus O'Neil. Akira le devolvió la gentileza a Neville, recreando el spot de golpear sus "Great Balls of Fire" con la cuerda para llevarse la victoria. Lamentablemente, este buen momento se cruzó con la historia más nefasta de la actualidad.
 
El main event que vio la revancha de Bray Wyatt vs. Seth Rollins mantuvo la tónica de su enfrentamiento anterior. Correcto intercambio de movimientos, buena acción, pero cero interés en el resultado ni el transcurrir del combate. Movimientos fuertes y vistosos no es sello de un buen match, al menos no debería ser el único ingrediente. El postmatch sirvió para escribir una página más de esa posible historia de unión entre Seth Rollins y Dean Ambrose.
 
La noche posterior a Great Balls of Fire dejó cosas interesantes, que más que resolver lo visto en el evento deja abiertas nuevas incertidumbres. Lo bueno, es que genera expectativas para el próximo show, cosa que hace tiempo no venía pasando con el show rojo.
Fede Fromhell
AUTOR: Fede Fromhell
Redactor jefe - Eventos en vivo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe novedades
Telegram

Solowrestling.com 2004 - 2017