Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar los anuncios y analizar el tráfico. Además, compartimos esos identificadores y otra información de su dispositivo con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Acepto Más información

Buscar
  1. Home »
  2. Artículos »
  3. Archivo de Shut

El "Archivo de Shut": The Rock vs. Hollywood Hulk Hogan (Wrestlemania X8)

15/03/2017   21:59 - Por Cristóbal Meléndez Martin

Retomo la sección en medio de semanas distintas, porque sí, uno podrá decir lo que quiera, pero siempre los días previos a Wrestlemania se viven de forma especial. Es por eso que antes del evento iré subiendo análisis de diversos combates del máximo espectáculo de WWE y también algún repaso del evento entero. Partimos sin dudas con una lucha que no dejó indiferente a nadie.

El Archivo de Shut The Rock vs Hollywood Hulk Hogan (Wrestlemania X8)
Publicidad
Skydome. Toronto, Canadá. Wrestlemania. La vitrina de los inmortales.
 
Luego de muchos años de ausencia por fin Hulk Hogan vuelve a su casa y en terreno conocido, ese máximo evento que tanto protagonizó antaño. Al frente tiene a uno de los luchadores más importantes y populares del momento. Con esto, la fiesta estaba garantizada.
 
Es que claro, una de las grandes virtudes de este match entre el Hulkster y The Rock pasa por el ambiente, aquel que desde la entrada del hombre de la NWO se vuelve loco rompiendo, como nunca antes había pasado, el kayfabe. Abucheos y "Rocky sucks" por parte de la grada sorprenden y harto, en especial cuando en el build up lo intentaron matar entre Hogan, Nash y Hall. Pero bueno, es parte de la magia.
 
 
El combate como tal cuenta con el clásico dominio del heel (Hogan) con unas respuestas breves pero insuficientes del face (Rocky). El tema es que al público le suda literalmente todo lo que haga el actual actor mejor pagado de Hollywood y se vuelca mayoritariamente con el heel. Al ver el match nuevamente pensaba que la reacción era más mixta y no, el público iba por Hulk.
 
Desde ese punto de vista pueden ocurrir dos fenómenos: el primero es disfrutar, dejarse llevar por ese ambientazo y dejar de lados los detalles finos del enfrentamiento; y en segundo lugar viene el perder el interés puesto que lo que intentan contar en el ring no tiene la respuesta acorde. Soy, sin dudas, un abanderado de la primera arista.
 
No es un gran match, está lejos de serlo, pero tiene sus cositas que van más allá del ambiente. La actuación heel de Hogan fue interesante, dando arañazos, mordiscos y hasta un intento de ahorcar a su rival con una venda que andaba trayendo. Y a pesar que el público lo celebra con locura, uno como espectador (en especial uno seguidor de Rocky) espera el comeback definitivo y que por fin le ponga sus manos encimas.
 
Eso ocurre una vez que noquean accidentalmente al árbitro, en donde la Roca muestra tintes más de heel. Acá ocurre lo típico, conteo de tres, rendiciones y actos sucios como golpearse con un cinturón. Luego que el árbitro se recupera vienen intensas secuencias que incluyen un festival de falsos finales. A descatar el típico show de resurreción de Hogan, que tras recibir un Rock Bottom se para como si nada hubiera pasado para buscar su Leg Drop. A la gente siempre le gustará esto, y por mucho que nunca lo entenderé, de igual forma se disfruta un poco. Lo mejor de todo es que Rocky resiste, logra aplicar dos Rock Bottom más, un codazo del pueblo y obtiene la victoria.
 
 
El post match es igual de ridículo como todo el paso de NWO en WWE, no obstante se entiende que más temprano que tarde iban a virar face a Hogan, teniendo el escenario perfecto para por lo menos intentarlo. Lo que me molesta es haber echo una rivalidad tan personal cuando sencillamente se debieron concentrar en un combate de época, de generaciones, de cuál es mejor. Con el eslogan Icon vs Icon bastaba.
 
A pesar de algunos botches de Hogan, y que claramente no estaba en un gran condición física, se hace un combate pasable, que no cae en la pesadez y no te hace perder el tiempo. Cuenta con los minutos justos, una historia sencilla y un ambiente genial. Esto último siempre será clave en Wrestlemania, el máximo evento por excelencia.
 
¿Cuántos jumbitos le doy a esto? Tres. O sea en escala de estrellas sería ***.
 
Ni menos, ni más, una justa valoración para mi tan exquisito criterio.
 
¿Y qué opinan ustedes?
 
Cristóbal Meléndez
AUTOR: Cristóbal Meléndez
Colaborador Solowrestling.com. Creador puroseries.com
Publicidad
Publicidad
WWE Barcelona Madrid
Publicidad
Publicidad
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe novedades

Solowrestling.com 2004 - 2017

xx-xx