Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar los anuncios y analizar el tráfico. Además, compartimos esos identificadores y otra información de su dispositivo con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Acepto Más información

Revista SFX
Publicidad
  1. Home »
  2. Artículos »
  3. Blue Demon

Blue Demon (la serie): Buena idea, mala ejecución

28/11/2016   - Por Salvador Rodríguez C.

Blue Demon es una leyenda del pancracio mexicano, no merecía un tratamiento así

Blue Demon (la serie): Buena idea, mala ejecución
Publicidad

La televisión abierta en México vive una etapa de crisis. Ante la saturación de contenidos que viven las audiencias, los raitings han decrecido. Para regresar al sitio dominante, la empresa Televisa anunció el lanzamiento de plataforma de entretenimiento: Blim. El anuncio causó burla en redes sociales por la estrategia publicitaria, esto al tratar de competir con una OTT -por sus siglas en inglés- dominante como Netflix. Además de usar contenidos como telenovelas y películas, Blim mencionó el lanzamiento de series originales. De este modo subieron hace un par de días Blue Demon, el hombre detrás de la máscara.

El cine de luchadores es considerado por algunos especialistas como un género propio. Dentro de la filmografía, son contados los ejemplos donde se trató de dar un enfoque humano a las personas que se suben al ring para dar un momento agradable a los aficionados. La carrera de Gran Metalik (Máscara Dorada) pueden ser llevada a la pantalla sin problema. Un chico de origen humilde que dejó el estado de Jalisco para lograr el éxito en la empresa de lucha más antigua del mundo: el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL). Al ver su talento, la empresa lo llevó a una gira por España. De acuerdo a compañeros de trabajo, fue su primer viaje en avión. Así dio pasos en un sendero que lo llevó a pasar un año en NJPW, colocarse como estrella en la Arena México y firmar un contrato en WWE para formar parte del relanzamiento de la división crucero.

Alejandro Muñoz tuvo hechos similares a lo de Metalik. En su infancia vivió carencias en el estado de Nuevo León. Al buscar mejores condiciones de vida, cambió su residencia a la ciudad de Monterrey para dedicarse a la industria de los ferrocarriles. Así entabló relación con Rolando Vera, uno de los luchadores con mayor técnica de su época de acuerdo a relatos periodísticos. Su complexión física musculosa y una enfermedad genética que le hizo tener unas manos de tamaño superior al habitual, alentaron a Vera para adentrarlo en la lucha libre. Arduas horas de gimnasio redituaron el debut de un luchador con una máscara rudimentaria, nació Blue Demon. El diseño de la capucha cambió a la imagen clásica, se creó la historia de que era un demonio que decidió abandonar la maldad para buscar el bienestar de las personas.

Es difícil comparar su trascendencia y talento con El Santo. Sin embargo, entre los aficionados que tuvieron la oportunidad de verlos, se comparte una frase: "El Santo era más popular, pero Demon era mejor luchador". Antes de comenzar cada episodio, aparece un mensaje en pantalla donde se avisa al espectador de las licencias creativas en la serie. Tenoch Huerta (Güeros, Sin Nombre) personifica a Demon, Joaquín Cosío (Matando Cabos, El Infierno, 007 Quantum of Solace) es Rolando Vera y Ana Brenda Contreras (La que no podía amar, El hombre de la Mancha) caracteriza a Goyita, hija de Vera y esposa de Muñoz. El elenco, al menos por nombre, parecía adecuado. Varias de las calles principales en la Ciudad de México se encuentran adornadas por carteles que promocionan la serie. Es una imagen clásica del gladiador con exceso de photoshop.

El primer episodio comienza con una lucha trascendental en la Arena Coliseo: Blue Demon contra Ala Dorada. Originalmente se planeaba usar la imagen del Santo, pero la producción no llegó a un acuerdo por los derechos del enmascarado de plata. Un hombre trata de convencer a Demon de que abandone la lucha, buscar el combate en otras condiciones donde pueda ganar más dinero. Se rehusa e inicia una lucha donde es dominado por Dorada. La narración es insufrible. El cine de luchadores goza de las voces legendarias de Angel Fernández y 'El Mago' Séptien; con varios comentaristas capacitados, es increíble que la producción no buscara una voz adecuada. Mientras emana sangre de la frente por la batalla y es sometido por un candado, Demon hace una remembranza de los hechos que lo llevaron a ese momento. Así vemos pasajes de lo ya mencionado: pobreza, el abandono del hogar, su primer contacto con la lucha libre profesional.

Los errores van creciendo de la misma forma en que un globo almacena helio. Mala iluminación, pobre diseño de arte, manejo torpe de la cámara, diálogos tontos, musicalización excesiva, actuaciones forzadas y situaciones absurdas que hacen decrecer el interés del espectador. Ni siquiera Cosío, uno de los actores más respetados del ámbito mexicano, se salva de esta situación. Tomás Goros interpreta a un líder mafioso que organiza peleas ilegales. El papel es exagerado, aburrido y que llega a sacar de quicio. Si Televisa busca conseguir nuevas audiencias, con productos como este no hace más que alejar consumidores potenciales.

Las condiciones de producción hace imposible comparar junto a inversiones millonarias como House of Cards, Game of Thrones, The Crown. Las carencias económicas pueden subsanarse con un guión inteligente, actuaciones eficaces y un ritmo que atraiga. No se cumple nada de esto. El espectador ocasional verá una emisión que no sale del formato para el público latino. Si se sigue de forma habitual la lucha libre, no se ofrece nada relevante. La información sobre el ambiente de la lucha escasea, las secuencias de combate están mal filmadas. En Claro Video está disponible un documental sobre Blue Demon. Los testimonios de gente cercana al luchador hacen que la realización casi amateur se olvide. Se trata de un material ampliamente superior a este pálido intento de serie. Blue Demon es una leyenda del pancracio mexicano, no merecía un tratamiento así. Una serie de calidad con el tema de la lucha libre tiene todo para ser un éxito. Pero falta que una productora se anime a realizarla. Los fanáticos tendremos que mantener el sueño de que se logre dicho anhelo.

Twitter: amazingblack23

Tags:
Publicidad
Publicidad
Nuestras redes sociales

¡Síguenos!

Intreactúa con nosotros de la forma más fácil mediante los mejores canales.

  • Facebook
  • Google Plus
Publicidad
Suscríbete a nuestra newsletter y recibe novedades

Solowrestling.com 2004 - 2017