Utilizamos cookies propias y de terceros para personalizar los anuncios y analizar el tráfico. Además, compartimos esos identificadores y otra información de su dispositivo con nuestros partners de publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios.

Acepto Más información

Categorías WWE

Historia de NJPW I: Primeros pasos (1970s)

Comenzamos este recorrido por los más de 50 años de historia de New Japan Pro Wrestling.

Mattel Sound Slammers
Por TheHoJu - PUBLICADO EL 09/02/2014 A LAS
Historia de NJPW I: Primeros pasos (1970s)
Por supuesto, no podemos comprender una NJPW sin Antonio Inoki, y por él comenzamos este recorrido por los más de 50 años de historia de New Japan Pro Wrestling. Durante la posguerra (hablamos de la Segunda Guerra Mundial), la familia Inoki estaba pasando ciertos apuros económicos, lo que les llevó a emigrar a Brasil. Allí, Antonio Inoki (Nacido como "Kanji Inoki"), quien ya había recibido sus primeras clases de karate a través de uno de sus hermanos mayores, logró diversos campeonatos regionales en lanzamiento de peso, disco y jabalina. Sin embargo, la vida del joven Kanji cambió cuando conoció al legendario Rikidozan cuando solo tenía 17 años.

Para aquellos no familiarizados con Rikidozan, este fue el gran protector del wrestling japonés durante sus comienzos. El japonés-coreano fundó la primera compañía de wrestling en el país, la Japan Pro Wrestling Alliance o Japanese Wrestling Alliance (JWA) en 1953. Rikidozan era consciente de que necesitaba de alguien que se alzase como la cara y figura nacional de este deporte, de forma que lograra atraer la atención de todo el público y ayudar a consolidar el wrestling en el país. Por ello, el estilo de bookeo era sencillo y efectivo. Rikidozan lucharía contra diferentes luchadores extranjeros (que actuaban como heels o villanos), derrotándolos y estableciéndose así como la figura nacional del negocio en la época. (Este hecho es importante, ya que Antonio Inoki tomaría ejemplo de este estilo de bookeo más adelante en NJPW).

Tras conocer a Rikidozan, Inoki volvió a Japón con la intención de entrar en el Dojo de JWA. Adoptaría el nombre de Antonio en honor al luchador Antonino Rocca, e ironías de la vida, uno de sus compañeros en el Dojo sería "Giant Baba", del que hablaremos más adelante.

Su primer paso por JWA no fue del todo gustoso para él. Tras la muerte de Rikidozan, Inoki pretendía ser la nueva figura del wrestling nacional, sin embargo, este sitio fue ocupado por Giant Baba e Inoki tuvo que fastidiarse y quedar relegado bajo la sombra de éste. Por ello, tras una larga gira en EEUU (dónde podemos mencionar, a modo de anécdota, que en AWA luchó bajo el, desde mi punto de vista, desafortunado nombre de Tokyo Tom), Inoki abandonaría la JWA y se uniría al nuevo proyecto del ex-presidente de JWA, Toyonobori, Tokyo Pro Wrestling, buscando allí la relevancia que creía merecer. Y la encontró cuando tuvo su primer gran feudo, con Johnny Valentine (padre del futuro Greg "The Hammer" Valentine). Este feudo no solo colocó a Inoki como la principal estrella emergente del momento, si no que le ayudó a ganarse la reputación de ser un duro competidor que podía tener un gran combate con cualquier luchador, de cualquier estilo. Sin embargo, problemas entre Toyonobori y sus socios empresariales, llevaron a disolver la compañía apenas un año después. De esta forma, para finales de 1967, Inoki ya estaba de vuelta en JWA y junto a Giant Baba formaron "G-I Cannon", convirtiéndose en el tag team dominante de la promoción, ganando junto a Baba los NWA International Tag Team Championships en hasta 4 ocasiones. Pero Inoki seguía sin estar contento del todo con esto y por ello trató de hacerse con el control de la compañía bajo las sombras. No obstante, fue descubierto y por ello despedido a finales de 1971. Esto le llevaría a fundar su propia promoción y junto a otros luchadores de JWA, que decidieron abandonar la compañía y unirse a Inoki en su nuevo proyecto (Luchadores como Katsuhisa Shibata, padre del actual luchador de NJPW Katsuyori Shibata, o Seiji Sakaguchi), Inoki funda New Japan Pro Wrestling en 1972.

En el primer show, celebrado el 5 de marzo de 1972, como parte del tour "NJPW Opening Series", se presentó un Main Event que sería recordado en los años venideros. Antonio Inoki perdía ante "God Of Pro Wrestling" Karl Gotch en unos 15 minutos, lo que colocaría a Gotch como una auténtica leyenda en Japón y de ahí que sea considerado por muchos como el padre del Strong Style. El evento en sí no defraudó y cerca de 5.000 personas acudieron al Ota Ward Gymnasium de Tokyo. Era el principio de New Japan y de una nueva era y estilo de wrestling en Japón.

Antonio Inoki no había fundado su propia compañía para quedar relegado a un segundo plano, como le había ocurrido en JWA. Por ello, utilizó el mismo método que Rikidozan había usado para alzar su figura en la década de los 50s. Siendo él la cara de NJPW, se enfrentó a diferentes luchadores extranjeros (o gaijins) derrotándolos en la gran mayoría de ocasiones. Durante ese año lucharía contra gaijins como Karl Gotch, Lou Thesz o Patt Patterson. Para 1973, NJPW conseguía un show televisivo en la futura TV Asahi y seguían prosperando. Antonio Inoki había sabido crear una exitosa mezcla de jóvenes estrellas, gaijins americanos y artistas de artes marciales mixtas, todo ello con el objetivo de demostrar que el lema de la compañía era cierto: "Pro Wrestling is the strongest" (Pro Wrestling es lo más fuerte).

Ese mismo año, 1973, Inoki tendría su primer gran feudo contra Tiger Jee Singh, luego de que en una visita de éste al país tuvieran una disputa en un centro comercial después de que Singh abofeteará a la mujer de Inoki. Esto hizo a Singh el centro de atención mediático y pronto entró en NJPW para catalizar esa reciente popularidad. Inoki sabía que necesitaba de un gran feudo para captar la atención de los medios y dar publicidad a NJPW. Por ello, su feudo con Tiger Jee Singh fue importante en los primeros años de la compañía. Singh era visto por los japoneses como un terrible luchador y los combates que tuvo Inoki con él le alzaron como una leyenda. Antonio Inoki vengaría a su mujer cuando en 1974 le rompería el brazo a Singh en un combate, y éste se la devolvió cuando le arrebató el título NWF en 1975, solo para perderlo tres meses más tarde ante el mismo Inoki.

También en ese año, NJPW intentó entrar en la National Wrestling Alliance (NWA). A pesar de conseguirlo, tuvo que ser el vicepresidente de la compañía, Sakaguchi, y el directivo Hisashi Shinma, los que representasen a la empresa en la organización. ¿El motivo? Giant Baba. Como mencioné anteriormente, Giant Baba había sido compañero de Dojo de Inoki, y una vez establecidos en la JWA, Inoki tuvo que aguantarse y estar a la sombra de Baba. El resultado fue la salida de Inoki y fundación de NJPW. Este hecho tuvo una grave repercusión en JWA. Tanto, que acabó cerrando poco después y Giant Baba decidió, igual que había hecho Inoki, fundar su propia compañía, en este caso, All Japan Pro Wrestling. La influencia que Baba tenía sobre NWA no permitió que Inoki fuera aceptado como miembro. Este fue, el primer encontronazo que ambas promociones tuvieron. El primero, de muchos. Como Baba no permitió que el NWA World Heavyweight Champioship fuera defendido en NJPW, la empresa de Inoki llegó a un acuerdo de trabajo con la entonces WWWF, por lo que luchadores como Hogan y Backlund llegaron a la compañía durante los siguientes años, defendiendo campeonatos de WWWF en los eventos de New Japan.

Como ya comenté, Inoki tenía la mayoría de sus combates ante gaijins, sin embargo, no estaba solo en la tarea de defender el orgullo japonés. Y es que otros nativos como Seiji Sakaguchi o Strong Kobayashi le ayudaban a derrotar a los extranjeros que invadían la promoción en cada tour. A diferencia del wrestling actual, en aquellos días las promociones japonesas dependían bastante más que ahora de las estrellas americanas que venían a los diferentes tours. Estos no eran jóvenes en busca de experiencia, como suele ocurrir a día de hoy, si no luchadores expertos y consagrados que en ocasiones acudían a Japón en busca del reconocimiento que no tenían en EEUU. Así, durante esta década competieron en New Japan campeones consagrados como el ya mencionado Karl Gotch, Billy Graham, Bob Backlund o Stan Hansen.

Pero a pesar de todo esto, el gran momento que marcó esta época en NJPW fue el encontronazo que tuvieron Antonio Inoki y el Campeón de boxeo, Muhammad Ali. Inoki y Ali iban luchar en una lucha "preparada" y pactada de ante mano. Inoki quería un combate trabajado, pero sin suplexes ni llaves que conllevasen elevaciones. Simplemente era el mejor boxeador de la historia contra un hombre que sabía algo de karate. Pero los círculos de Ali persuadieron a Inoki de que tuvieran una lucha "legítima". Así que con esto el mente, Inoki pasó todo el combate cubriéndose y dando patadas a las piernas de Ali y éste solo logró dar 6 golpes en toda la noche. El boxeador acabó con un coágulo de sangre en su pierna y el match finalizó en un Draw. No hubo rueda de prensa y el pago recibido no llegó a los 6 millones de dólares que se prometieron por la lucha, pero a Inoki no le importaba. Había conseguido lo que buscaba: Que se hablase de Inoki y NJPW. Antonio Inoki, un wrestler, había tenido un Draw con el campeón mundial de boxeo en una pelea legítima. Esto marcaba el comienzo de la leyenda de Antonio Inoki, y por ende, de New Japan Pro Wrestling.




@TheHoJu
WWE 2K19
Solowrestling.com 2004 - 2018 Politica de Cookies Politica de privacidad Condiciones de uso